jueves, 30 de julio de 2009

Reflexión: Los remakes en los videojuegos (2ª parte).

Como ya vimos en el anterior artículo, cada cierto tiempo, las grandes joyas del ocio electrónico son objeto de revisión, en ocasiones con gran acierto y aceptación, en otras, con silenciosa discreción. Revisemos otros títulos de éxito ¿Me acompañáis?

Super Street Fighter II Turbo HD Remix


Podríamos ocupar líneas y líneas hablando extensamente acerca del videojuego de lucha por excelencia: Street Fighter. Y es que la segunda parte de la saga de peleas obtuvo tantísimo éxito - debido a su adictiva y atemporal jugabilidad - que se realizaron cuasi infinitas modificaciones del mismo (se aumentó la velocidad del juego, se añadieron cuatro personajes nuevos e incluso existió una versión de “dudosa oficialidad” en el que prácticamente todos los personajes lanzaban hadokens…), si a todo esto le añadimos películas animadas y en imagen real, comics, muñecos, cromos y todo tipo de merchandising que podáis imaginar, daréis cuenta la magnitud que acechó la obra.

Tras una fallida tercera parte (sí, sí, no os miento, de verdad que existió SF3), Capcom resucitó su título con una grandilocuente cuarta entrega en donde la saga recuperó el trono que nunca debió abandonar. Pues bien, los dueños de la compañía, siendo conscientes de las buenas críticas que cosechaban las demos que se mostraban en diferentes ferias, decidió explotar un poco más su gallina de los huevos de oro realizando un remake de su más famosa entrega.

¿Que hay de diferente entre Super Street Fighter II Turbo HD Remix y el SF de toda la vida? En realidad, estamos ante el mismo juego de hace unos años pero con una revisión en el diseño de personajes y escenarios y con gráficos en alta definición. En principio, esto suena más que bien ¿cierto? Pues sintiéndolo mucho, al igual que me ocurre con el remake de Monkey Island este nuevo rediseño de SF me provoca cierto rechazo.

Me descargo el videojuego con el fin de revivir añorados tiempos pasados y ¿qué es lo primero que noto? Un aumento considerable en la dificultad. No puedo entender cómo con diez años era totalmente capaz de pasarme el juego sin tener que continuar una sola vez y en éste, no soy capaz de superar el tercer enfrentamiento ¿Es que mis reflejos ya no son lo que eran? ¿Será que me estoy haciendo viejo?

Entre este notable cambio de dificultad y el nuevo aspecto del juego (que personalmente, no me convence demasiado) este remake me deja con un sabor un tanto agridulce. Me he quedado con la sensación que una vez más, se han querido aprovechar del tirón que ha sufrido la resurrección de la franquicia para sacarnos los cuartos. Que queréis que os diga, personalmente, seguiré jugando al Street Fighter II de 1991.

Nota: Suficiente.

Metal Gear Solid: The Twin Snakes


Es una pena que el videojuego más cinematográfico de todos los tiempos y por el cuál, se otorgó de gran fama a esta saga, tuviera un remake tan cercano en el tiempo.
Puedo entender que un remake se produzca pasado algo más de diez años (aunque en verdad, no es un gran salto temporal, sí lo es para las nuevas tecnologías, pues éstas avanzan a saltos agigantados), pero no en el transcurso de seis años (1997-2003) ¿Por qué? Porque creo que hemos perdido una gran oportunidad.

No es que el remake de Metal Gear Solid esté mal, no señor, si en verdad está muy bien, pero no deja de ser un calco del anterior MGS con gráficos actualizados.
Sé, que pueden tacharme de muy crítico pero en verdad me duele en el alma que las cosas por carecer de un poco más de de esfuerzo, cuando se anda por buen camino, se queden a medias.

A continuación os expondré mi reflexión:
Por una parte tenemos que el apartado visual general de MGS:TTS luce realmente bien pues goza de unos magníficos gráficos heredados del motor de MGS2, aunque por otro cabe decir, que este videojuego pierde en calidad respecto a la entrega de PS2 a pesar de ser posterior en el tiempo. Como puntos a favor están el rediseño de las nuevas cinemáticas, haciendo que éstas sean mucho más espectaculares y dramáticas, se han incorporado opciones jugables de MGS2 como una vista en primera persona y para finalizar dispondremos de dos “finales algo diferentes”.

Como puntos menos favorables tenemos la falta de pulido del apartado gráfico en algunas escenas (en las que los personajes hablan y no se mueve los labios ejem, ejem), la eliminación de las VR Missions y lo que es más sangrante: No está doblado al español. ¡Pero por Dios! si sólo hacía falta un “copiar y pegar” de las pistas de audio de su antecesor… En fin…hay cosas que no llegaré a entender nunca.

Resumiendo: ¿Éste es un buen remake? Sí lo es aunque no es sobresaliente como sí lo son las cuatro entregas realizadas para PlayStation. Luego, personalmente os aconsejaría lo siguiente:

Actualmente, tenemos dos opciones de jugar a MGS:
¿Qué queremos jugar al título original doblado al español? Jugamos al de PSX.
¿Qué por el contrario queremos jugar a una versión renovada de dicho juego sin importarnos su doblaje? Jugamos a la versión de GameCube.

Sencillo ¿no? Espero haber servido de ayuda.

Nota: Notable.

Final Fantasy IV


Podríamos aseverar rotundamente al decir que Square Enix es una de las compañías que más cuidan el resultado final sus juegos (evidentemente siempre hay alguna oveja negra en la familia, pero bueno y en cuál no ¿verdad?). Una vez más, lo que han hecho estos señores con la cuarta entrega de su más famosa franquicia sólo se puede tildar de sobresaliente. Sobresaliente por llevar esta entrega a una consola portátil un tanto limitada y conseguir un juego de tal calibre.

Lo que más me sorprendió nada más empezar a jugar a FFIV fue la larga y hermosa presentación en video CGI. Empezamos bien. A continuación, observo uno de los mejores apartados gráficos en 3D que ha dado la pequeña de Nintendo y ¡Oh! de nuevo otra sorpresa, los protagonistas empiezan a hablar (aunque las voces están en inglés, os aseguro que es todo un logro). Me sumerjo en el adictivo juego y doy cuenta de las muchísimas novedades con respecto al original, como la buena integración con el stylus, la correcta utilización de la pantalla superior que nos mostrará el mapa (al contrario que sucedía con el remake de FF3), nuevas y mejoradas melodías y una divertida novedad, el “Eololón” que nos permiten distraernos ajenos a la trama principal.

Todos estos apartados convergen en hacer de Final Fantasy IV sin lugar a dudas, como uno de los diez mejores juegos de Nintendo DS. Felicidades por el gran trabajo.

Nota: Sobresaliente.


Share/Bookmark

5 comentarios:

Marmota dijo...

¡¡Jarl, jarl!! Todavía le sigues dando vueltas a lo del SF3, ¿eh? Debes ser el único que no sabía que existía. ;)

Lo del remake del SSF2 lo hicieron más que nada para ir promocionando el Street Fighter 4, y para que la gente pudiera echar sus combates online.

Lo del Metal Gear sí que fue una canallada. Con la excusa de que en EE.UU tuvieron que volver a doblarlo de nuevo (una tontería del copón, los diálogos eran prácticamente iguales), nos lo tuvimos que comer en inglés con patatas.

Me huelo que para el siguiente Metal Gear harán lo de las últimas veces: "sí, sí, sí, os lo vamos a doblar" y luego, "no, no, no, que no hay tiempo y sale muy caro."

Definitivamente, el FF4 es el único que les ha salido redondo. Ahora, sí Square-Enix pudiera hacer lo mismo con el 6...

Bern dijo...

Un análisis francamente interesante!
Ojlá haya una tercera parte.
En cualquier caso, FFIV no lo he probado, pero el precio irrisorio de los títulos de Square para la Nintendo DS (12€ en muchos centros comerciales) me haran que me haga con él.

Gracias!!

Airrel dijo...

Muy buenos análisis!
Personalmente no soy partidario de los remakes, me asombra ver en foros a la gente pidiendo remakes de juegos incluso de la pasada generación!
Parece que hay que sacarlo todo igual pero con mejores gráficos, y no es precisamente eso lo que busco en un videojuego.
Por suerte hay buenas excepciones, como el de Final Fantasy IV

Deprisa dijo...

Personalmente, yo prefiero lo original. Tiene un encanto que ningún remake puede igualar. Tal vez porque esas partidas con la Mega Drive saben a infancia...

Es como el remake de El Coche Fantástico. Noslomismo.

Guille! dijo...

Hola a tod@s,
Muchas gracias por vuestros comentarios. Personalmente opino lo mismo: no soy partidario de los remakes salvo alguna que otra excepción (FFIV Y Resident Evil).

¿Por qué? muy sencillo.
Creo que hay que dajar las obras de arte tal y como son para poder reocordarlas por siempre tal y como se concibieron.

Si os hablo de Monkey Island estoy seguro que todo el mundo rememorá nostálgicos tiempos pegados a un ratón de cable y PC gigante de sobremesa, de igual modo si os hablo de Street Fighter recordaréis las partidas que echasteis después del cole en la máquina recreativa del barrio o en casa de algún amigo con la Super Nintendo o Mega Drive.

Esta es la magia que envuelve de forma genuina a los videojuegos y que otras bellas artes no pueden equiparar: los insconscientes viajes en el tiempo.

Vamos a probar:
Alex Kid de Master System, Duck Hunt de Nintendo (vaya disparos que metía), Sonic the Hedgehog de Mega Drive, Donkey Kong Country de Super Nintendo, Tetris en mi Game Boy con pantalla color verde (mi madre me decía que me iba a quedar ciego XD), Out Run de Game Gear...

Pasad un buen fin de semana
¡Un abrazo!