sábado, 25 de julio de 2009

Reflexión: Los remakes en los videojuegos (1ª parte).

Cada cierto tiempo, el mundo de los videojuegos tal como ocurre en el cine, es objeto de estudio y revisión. Por norma general, esto ocurre con los productos de mayor éxito, sin embargo, en ocasiones esta acción queda claramente justificada, en otras, no tanto.


Mientras que en algunos casos, los remakes vienen dados por la notable y más que insistente demanda acechada por los multitudinarios fans (Resident Evil, Tomb Raider ó Monkey Island) en otros, se toma simplemente como una medida puramente capitalista (es el caso de Metal Gear Solid, que salió muy cercano en el tiempo al original de PSX, Silent Hill que intentará hacer frente los malos resultados económicos de sus últimas entregas, Super Street Fighter II Turbo HD Remix o la exprimidísima saga Final Fantasy).

El problema de rehacer una obra de arte, pues normalmente se realizan sobre éstas - piezas de gran éxito, muy valoradas tanto por críticos especializados como por público – es que en ocasiones, no se realizan con la suficiente calidad o simplemente acaban por desmemorar aquéllos maravillosos años.

Pongamos algunos ejemplos:

Monkey Island Special Edition


Hace mucho, mucho tiempo, cuando era un joven de doce años de edad, mis vecinos y hoy en día amigos, Javier y Raúl, me recomendaron experimentar la aventura gráfica The secret of Monkey Island como primer videojuego en mi ordenador. Y ¡qué razón tenían!


Introduzco un primer disquete para visionar mi novela gráfica de piratas, empiezo a jugar y… me quedo sin palabras. Me pongo en la piel de un torpe aspirante a pirata llamado Guybrush Treepwood, recorro cientos de lugares, mil y un mares, lucho en duelos de insultos, visito la siniestra isla de los monos de la quien nadie ha logrado escapar, rescato a la gobernadora Elaine y derroto al malvado pirata fantasma Le-Chuck. ¿Qué más se puede pedir? Aún recuerdo con nostalgia momentos tan memorables y divertidos como aquél en el que se tiene que poner un somnífero a la comida de unos caniche y una vez realizada dicha acción, aparece un mensaje advirtiendo: “Estos perros no están muertos, ¡están DURMIENDO. Ningún animal fue maltratado durante la producción de este juego” o en el que tengo que derrotar de la manera más inusual al fantasma Le-Chuck, con repetición incluida. Sencillamente, genial. ¿Cuantas veces me pasé The Secret of Monkey Island y Le-Chuck Revenge? Dos o tres veces cada uno. Casi nada.


Hace unas semanas me encuentro con el remake de The secret of Monkey Island. Aparte de que éste es un remake un tanto peculiar (pues sólo se ha mejorado la interfaz gráfica y se han añadido voces), personalmente, no me ha gustado absolutamente nada.
A los nuevos diseños de los personajes, los cuáles por cierto, provocan cierto rechazo (el tupé de Guybrush y el nuevo Le-Chuk me han dejado sin palabras) hay que añadirle, un control un tanto cuestionable. En resumen, bajo mi opinión, esta edición pierde “toda la magia pixelada” que enamoró a todos por igual hace ya algún tiempo. Sintiéndolo mucho - será que soy un nostálgico - he vuelto a adquirir la versión antigua en su edición especial con pistas de audio. Desde luego ésta, no me ha convencido demasiado.

Nota: Suficiente.

Tomb Raider Anniversary


Navidades de 1996.
Un viejo y buen amigo me ha habla acerca de lo espectacular que es un nuevo videojuego protagonizado por una ladrona de tumbas. ¿El nombre de dicha obra de arte? Supongo que ya lo habréis adivinado: Tomb Raider. Parece que fue ayer cuando introduje por primera vez el cedé en la videoconsola… ¡Qué gran satisfacción pasar horas y horas, saltando, trepando, disparando y aventurándome por las zonas más inhóspitas del planeta! Muchos de los siguientes momentos que citaré a continuación, los recuerdo tal como si hubiesen sucedido hoy: la primera aparición del T-Rex, mi incursión en el templo del rey Midas, la espectacular panorámica del coliseo griego… Si os soy totalmente sincero, creo haberme pasado el primer Tomb Raider unas tres o cuatro veces…


Hace un par de años, los señores de Crystal Dynamics (encargados del nuevo lavado de cara de la franquicia), sacaron al mercado TR Anniversary. El producto final goza de muy buena calidad, manteniendo los archifamosos momentos citados con anterioridad así como dotándole de una mayor espectacularidad y una atmósfera especial.


A pesar de que este juego lograra conseguir que lanzase más de un suspiro de añoranza, no cubrió enteramente mis expectativas pues finalmente quedé pensando que con un poco más de tiempo y esfuerzo, podían haber logrado que nos olvidásemos de aquél inolvidable 1996.

Nota: Notable.

Resident Evil


Cabe decir que Resident Evil es uno de mis survival horror preferidos. En la actualidad, Capcom (pese a las críticas) es una de las pocas compañías que ha realizado una saga con gran estabilidad en lo que a calidad se refiere y esto mismo, ocurrió con el remake de una de sus múltiples obras maestras.


Por primera vez en el tiempo, se realiza una nueva edición de un clásico entre los clásicos que conserva y mejora todos los aspectos que hicieron famosa esta entrega.
Y es que el rediseño de este Resident Evil recupera los mismos momentos de tensión que nos dejaron boquiabiertos aunque esta vez, elevándolos al cuadrado: más y mejores sustos, mejores gráficos, mejora de la I.A, gran jugabilidad, efectos sonoros y banda sonora de infarto (y nunca mejor dicho) y nuevos añadidos como la incursión de algún que otro monstruo-zombie totalmente justificado.


En otras palabras, me acuerdo de la primera vez que jugué a Resident Evil en un PC de sobremesa y también recuerdo todos los grandes momentos “sufridos” en el tiempo que jugué a su remake, no hace mucho, bajo la plataforma Wii. Si esta nueva obra ha conseguido que ocupe un lugar muy especial en mi corazón y que casi me haya olvidado del original, indica que los señores de Capcom han realizado un más que loable trabajo. Desde luego, lo considero una compra más que obligada.

Nota: Sobresaliente.

El resto lo dejo en vuestras manos:
¿Creéis que es bueno que se realicen remakes o por el contrario se deberían dejar las obras tal y como son?
¿Deberían los desarrolladores arriesgarse a crear nuevos títulos y dejar de crear refritos y segundastercerascuartas y quintas partes?

Espero con ansia vuestras respuestas.


Share/Bookmark

4 comentarios:

Marmota dijo...

De los otros dos no puedo opinar, porque no los he jugado, pero creo que no está mal el remake del Monkey Island. Las voces le dan más vidilla al juego y en cuanto al aspecto de Guybrush, le han dejado con la misma pinta que llevaba en Curse of Monkey Island.

Eso sí, estoy de acuerdo en que el control se podría haber implementado mucho mejor y además, está el tema de que si intentas poner el juego en versión antigua, los textos están en inglés: ¿Qué les costaba poner el juego en español en ambas versiones? o_O

Guille! dijo...

Hola Marmota,
Lo de los textos en inglés en la versión antigua es totalmente doloroso. No puedo entender por qué no se ha introducido el español (cuando existe un Monkey Island con una excelente traducción) en fin...

Buff, respecto al remake en sí mismo, hay gente que está cómodo con el este rediseño pero hay muchos otros (en el que yo me encuentro) que no estamos para nada conforme. Echa un vistazo a algunos foros...¡Están ardiendo!

El nuevo aspecto de Guybrush y Le-Chuck, el nuevo control y que sólo hayan introducido gráficos en alta definición...no convence demasiado. Podían habérselo trabajado un poco más y haber hecho uno, con el motor gráfico del Monkey 3, que a mi opinión quedaba de lujo.

Para finalizar sólo quiero apuntar que es por eso mismo que le he puntuado con un suficiente...viendo otros remakes, a mí desde luego, éste se me queda algo escaso.

Un abrazo muy fuerte

Bern dijo...

Gran análisis Guille!!
Ante todo, gracias por publicar un artículo, pues esto le permite tener más vidilla al Blog.

Personalmente, cualquier remake puede quitarle prtagonismo o hacer d un jego excelente algo "del monton".

Pero lo que no puedo soportar, son los ports de una consola a otra, como es el caso de RE de GC, pasado al de Wii. Eso no considero secuela, sino refrito que sólo permite sacar pasta a los jugadores...

Ruloner dijo...

Cualquier juego se puede beneficiar de un remake, pero al menos debe dejarlo a la altura del anterior. Desde grandes remakes como el Twin Snakes de GC (aunque sigo sin entender por qué no lo doblaron), Final Fantasy 4 de DS o Conker de XBox a otros no tan acertados como Rygar o Star Ocean, hay un mundo pero, por normal general, suelen ser bastante decentes.

En cuanto a los comentados aquí, considero que el Monkey Island es un buen remake, además añadiendo una banda sonora de auténtico lujo (con instrumentos de verdad) y un doblaje bastante guapo (aunque en inglés). Dado que lo atesoras como un grato recuerdo de juventud, puede que el cambio estético no sea del todo de tu agrado. Yo pagué gustosamente los 9 euros que cuesta sin reparo.

Del resto, poco tengo que contar... Tomb Raider nunca ha sido santo de mi devoción y el Resident siempre me ha parecido chungo (incluso el remake). Por tanto, poco puedo opinar al respecto... o_O