lunes, 26 de enero de 2009

Limpieza de consolas: PASO 2 - Desmontando el mando.


Seguimos con nuestro tutorial de limpieza de consolas, y para ello deberemos coger el destornillador y abrir el mando quitando los tornillos. Suelen ser tornillos de estrella, lo que resulta bastante fácil abrirlo.

En este punto, la recomendación es que siempre abráis mandos antiguos antes que mandos "modernos" pues estos son más fáciles de volver a montar. En efecto, un mando de NES o de MegaDrive sólo dispone de botones frontales y una cruceta direccional. El de SNES ya es algo más complicado pues tiene los botones L y R.

Unos de los mandos más complicados de abrir y volver a montar es el Dual Shock debido a que dispone de dos motores, 4 botones superiores, una cruceta y 7 botones frontales.

En este ejemplo, hemos desmontado el mando de MegaDrive, pero la filosofía es la misma para todos los demás.

Tras abrir el mando con cuidado, lo suyo es visualizar como está para que luego no nos sobren piezas. El orden "natural" sería el siguiente:

- Quitamos la carcasa.
- Retiramos la placa de silicio con cuidado.
- Apartamos las almohadillas de contacto de los botones.
- Sacamos los botones.

Cogemos un algodón impregnado de alcohol y limpiamos la placa y el cable del mando.


Una vez hecho esto, metemos el resto de las piezas en el cubo de agua con jabón suave.


Tras dejarlas un rato en remojo, cogemos el cepillo y las limpiamos.

Metemos las piezas en agua para quitarles el jabón y las colocamos sobre una toalla. Procedemos a secar las piezas con sumo cuidado de no quemarlas con el secador. Aquí recomiendo secarlas con aire frío para que estas no se doblen con el calor que se emite. (¡Lo digo por experiencia, me cargué un mando de SNES en este punto!)

Una vez hecho eso, podemos volver a montar el mando siguiendo los pasos inversos.


Share/Bookmark

0 comentarios: