domingo, 25 de enero de 2009

Limpieza de consolas: PASO 1 - Recopilando material.


Ayer me puse manos a la obra. Quise renovar la MegaDrive que me regalaron, y así hice. Le di un repaso a los juegos, a los mandos, y un poquito a la consola.

Este método, que siempre he usado para limpiar mis consolas, me ha funcionado perfectamente y ha vuelto a darle una segunda vida a mis queridas "maquinitas". Ni que decir cabe, que cuanto más antigua sea la máquina más fácil de limpiar será.

Uno de los componentes más importantes, bajo mi punto de vista es diferenciar bien las partes que queremos limpiar. Yo suelo diferenciar 4 partes: juegos, mandos, cables y consola.

La parte que más me gusta limpiar es la de los mandos -y en la que haré más hincapié- pues es la que tocamos con nuestras manos y que a veces, por descuido, manchamos más fácilmente. Los cables y los juegos suelen acumular bastante polvo, pero las consolas no pues está bien cerradas.

El material que iremos necesitando es el siguiente:

Un cepillo de dientes de dureza media/dura.


Algodones y bastoncillos.


Destornilladores y punzones (o en su defecto un palillo dental).


Alcohol Etílico.


Un cubo con un jabón suave.


Un mando sucio.


... y protecciones tal y como toallas, papeles para secar, etc.

Lo primero que debemos hacer es coger el pinzón y sacar de los bordes del mando la suciedad acumulada. Además de eso, bañamos el bastoncillo con un poco de alcohol y lo pasamos por los agujeros donde se sitúan los tornillos para luego poder desmontarlo.


Os dejamos con estos primeros pasos, sencillos, que podéis empezar a realizar. En el próximo paso os explicaré como desmontar el mando con cuidado y limpiarlo en profundidad.


Share/Bookmark

0 comentarios: