viernes, 18 de noviembre de 2011

Análisis: Rugby World Cup 2011- Xbox 360

Para acompañar al mundial de Rugby, acontecimiento celebrado durante el mes de septiembre con una buena repercusión global, 505 Games nos brindó un nuevo título sobre este deporte, desconocido en parte para muchos de nosotros por su escasa práctica y difusión al menos en España. HB Studios, es la desarrolladora encargada de traer la copa del mundo de Rugby a nuestras pantallas, y de intentar adentrarnos de lleno en este complejo deporte.



Y digo complejo porque sinceramente, el listón de este juego para mí se encuentra en la ineptitud a la hora de enfrentarme a un sistema de juego basado en un deporte tan completo como el rugby, con tantas reglas y estrategias. Aunque pueda parecer superficialmente una disciplina física y de contacto, el rugby comprende infinidad de reglas y tácticas que convierten los partidos en grandes ejercicios de estrategia, sumada claramente al poderío físico de los jugadores. La traducción de esta mecánica al ámbito jugable es compleja y por lo tanto requiere de un aprendizaje progresivo para aquellos que desconocen las reglas. Es por ello un doble ejercicio el q hay que llevar a cabo. Si merece la pena, como en cualquier juego deportivo, depende de lo aficionado que puedas ser al propio deporte.


Entrando a valorar por partes Rugby World Cup 2011, podríamos empezar hablando de un aspecto gráfico correcto, algo simple a nivel de expresiones faciales y en cuanto a animaciones , aunque al fin y al cabo consigue transmitir la sensación de estar en un campo de juego y de apreciar las estrategias y movimientos sobre el mismo de forma aproximada a la realidad. Sin destacar gráficamente, cumple en este aspecto con lo que se le puede pedir, aunque falla en su ambientación, ya que los estadios, el público, el ambiente general, no consigue generar del todo la sensación de opresión de este tipo de campos. Algo de culpa en este sentido la tiene el apartado sonoro, que tampoco consigue recrear esa "envolvencia" de la que hablo.

A nivel jugable sin embargo, y sobretodo si se le tiene la paciencia suficiente como para no desesperar en los primeros partidos, sí que hay muchas posibilidades y estrategias que plasmar sobre el campo de juego. Tantas que será muy difícil dominarlas sin conocer a fondo como decíamos las características del rugby, aunque poco a poco y a través de jugadas y mecánicas básicas podremos ir marcando nuestros primeros ensayos, por lo que la curva de dificultad está bien definida, y las posibilidades sorprenden.


En lo que a contenido se refiere, no contamos con muchos modos de juego, pero los que están cumplen como para tener rugby para rato. La estrella es el modo Torneo, la principal modalidad en la que podremos recrear la copa del mundo contando con un total de veinte equipos y quince estadios donde competir. Los derechos por parte del campeonato oficial de Rugby hacen que todos los equipos y jugadores sean reales, aunque algunos problemas de licencia con determinados equipos importantes limitaron su inclusión. De cualquier modo la oferta es completa y el modo Torneo puede tener a los aficionados pegados al mando durante el suficiente tiempo como para amortizar el producto. Aparte encontramos un modo Tour (una especie de competición reducida), una modalidad Test para realizar partidas rápidas y un modo de práctica para los lanzamientos entre palos. Lo único que me ha faltado en este aspecto habría sido algún tipo de modo tutorial en el que se enseñasen las reglas básicas de juego, ya que para los neófitos es esencial si se quiere evitar que acaben tirando el mando por frustración en las primeras derrotas.


El mayor problema de RWC 2011 es, como comentaba al principio, su especificidad. Siendo referente de un deporte complejo y con poca repercusión en nuestro territorio, tiene una difícil tarea a la hora de hacerse un hueco en las estanterías. Sin embargo hay un elemento que juega a su favor, y es la prácticamente nula competencia con la que cuenta, lo que me obliga a recomendarlo encarecidamente a todos aquellos fanáticos o aficionados de este deporte, ya que probablemente es el mejor producto que podrán encontrar sobre el mismo. El resto de mortales tendrá que guiarse más por sus propios gustos, aunque debo decir que el darle una oportunidad me ha hecho al menos cambiar mi perspectiva sobre un deporte mucho más complejo y rico de lo que en un principio esperaba.


NOTA FINAL:
6.5/10


Share/Bookmark

0 comentarios: