miércoles, 28 de enero de 2009

Limpieza de consolas: PASO 4 - Limpiando la consola.


Por fin llega el último capítulo de "Limpieza".

- "¡Menos mal!" diréis algunos, ¡Más que un blog parece la Web oficial de Bricomanía!

En cualquier caso, llegamos a la fase final: limpiar la consola.

Suele ser la parte más delicada y la más compleja sobre todo para las consolas de última generación. Si queréis hacer pruebas antes, os recomiendo máquinas como Dreamcast, MegaDrive, Snes o PlayStation. Máquinas más modernas como PlayStation 2, Xbox 360, etc. tienen bastante más miga para manos inexpertas.

Lo primero es coger nuestro algodón con alcohol y frotar por la carcasa. Tened cuidado con la pegatina donde aparece el número de serie pues podréis deterioralo. Una vez limpia y seca, podéis pasar un cepillo para limpiar los recobecos más inaccesibles con los dedos (repiraderos, ventiladores, etc.) ¡Cuidado con no meter mucho polvo para dentro!

Ahora, si nos armamaos de coraje, procedemos a abrir la consola. Las consolas no suelen atraer mucho el polvo en su interior, pero tampoco viene mal darles un repaso. Las máquinas de Nintendo usan unos tornillos especiales, por lo que si queremos abrir una Snes por ejemplo, deberemos comprar el destornillador en cuestión (lo venden en tiendas online).

Una vez abierta, el grado de limpieza lo establecéis vosotros. Con un cepillito y un trapo seco podréis eliminar gran parte del polvo. Si queréis aventuraros más, todo es cuestión de tener cuidado y acordarse de como va todo montado.

¡Aquí acaba nuestro tutorial de limpieza, espero lo hayáis disfrutado y dejéis impolutas vuestras consolas antiguas!

Para aquellos que os lo preguntéis: ¡Mi MegaDrive funciona mejor que nunca!

¡Gracias Juanlu por este pedazo regalo!


Share/Bookmark

0 comentarios: