lunes, 13 de octubre de 2008

Análisis: Sonic Chronicles: La Hermandad Siniestra - Nintendo DS.


Cuando hablamos de RPG lo normal es pensar en juegos tales y como Final Fantasy o Zelda. Sega ha querido innovar, y dada la excelente acogida que tiene este estilo de juego, Sonic Chronicles: La Hermandad Siniestra es la nueva apuesta de la compañía japonesa.

La verdad es que ver a Sonic y sus amigos en un RPG (o Role Playing Game, para los menos iniciados en este mundillo), es algo que realmente nonos esperábamos. Es cierto que hace unos años vimos (los que pudieron jugarlo en la versión americana) a Mario y compañía en un RPG muy divertido llamado Mario RPG, pero no al erizo de Sega.

Nintendo DS es una consola especialmente versátil, y tras un excelente juego como Zelda que ha podido influenciar más de la cuenta a los usuarios de la consola portátil de Nintendo, Sega lanza un juego similar, con un sistema de juego que mezcla la diversión de los puzzles de Zelda con unos combates dignos de un Final Fantasy III.

Colorido y muy vistoso, así empieza Sonic Chronicles en Green Hills, un clásico decorado. Eso si, olvidaos de complicadas combinaciones de botones de rapidez extrema, y de saltos endiablados, aquí nos podremos tomar el juego con mucha más calma.

Manejaremos a nuestros héroes con el stylus de Nintendo DS y cuando podamos hacer ciertas acciones aparecerá un icono que nos ayudará a realizarlas. A lo largo de la historia iremos añadiendo amigos a nuestro equipo siendo Tails, Knuckles, Amy alguno de ellos.

La historia es especialmente básica al principio ya que tendremos que ir “salvando” a nuestros compañeros de las hordas de robots del Dr Eggman y sus secuaces, para ellos tendremos que equipar a Sonic y compañía de anillos, botas y demás elementos que mejoren nuestros personajes.

Gráficos:

El apartado visual del juego es bastante bueno. No podemos negar de que nos exponemos a uno de los juegos más llamativos y vistosos de Nintendo DS. Nos personajes no son especialmente grandes, pero se mueven a la perfección. Donde mayor calidad veremos será en los combates ya que una cámara posterior se situará tras nuestros héroes con el fin de visualizar de la mejor forma posible a los enemigos. El punto de vista es parecido al de los Final Fantasy.



Las acciones se ven bien, y solo el suelo y algunos decorados están especialmente pixelizados. Las acciones son frenéticas, y todo se mueve bien sin ningún tipo de ralentización.

Sonido:

Cancioncillas clásicas con sonidos clásicos. Cuando recojamos anillos, a los más nostálgicos del lugar, se les caerá una lagrimilla recordando viejos tiempos…

Jugabilidad:


Sencilla a más no poder, no haremos uso de ningún botón para jugar a Sonic Chronicles: La Hermandad Siniestra. El juego se maneja exclusivamente con el stylus y esto hace que sea fácil y divertido mover a nuestros personajes.

En los combates, más de lo mismo. No es necesario el uso de botones.

La dificultad es media, y puede resultar sencilla para aquellos jugadores que están muy familiarizados con el tipo de juego, pero para aquellos que quieran un reto divertido, no es para nada desesperante. Un punto muy bien dosificado.

Modos de Juego:


Solo disponemos de un modo de juego: el modo aventura. Es largo divertido y engancha como cualquier otro RPG. Podremos echarle unas 30h-40h de juego para poder acabarnos Sonic Chronicles: La Hermandad Siniestra.

Conclusión:

Si habéis jugado a Zelda, si habéis jugado a Final Fantasy III o IV, y habéis acabado los dos, tenéis aquí una excelente oportunidad de jugar a uno de los mejores RPG de Nintendo DS. Es una mezcla entre los dos anteriores, de muy fácil acceso y sin muchas complicaciones para los menos iniciados en el género. Muy Recomendable.
NOTA FINAL:

8,2/10


Share/Bookmark

0 comentarios: