lunes, 11 de febrero de 2008

Análisis: Burnout Paradise - PlayStation 3/Xbox 360.


Carreras, coches destrozados, espectáculo al 100%... estamos hablando una vez más de la mítica saga Burnout, que esta vez, nos trae novedades muy jugosas.

Para aquellos que ya conozcan la saga, no les será raro todo lo que he dicho anteriormente. Burnout es un juego de coches espectacular, donde la velocidad prima sobre cualquier otra cosa.

Sin exagerar podríamos afirmar que Burnout es el juego de coches que mayor sensación de velocidad puede dar sobre cualquier plataforma que haya salido y es que esa es su gran baza.

De sencillo control, el juego nos obligará a realizar multitud de salvajadas por las calles de la ciudad Paradise, que da nombre al juego en cuestión. Esta vez, a diferencia de los anteriores títulos, el juego se desarrollará en las calles de la ciudad y en cada semáforo podremos realizar un “Burnout” (Pulsando el acelerador y freno a la vez) para entrar en las distintas modalidades que ofrece. Carreras de un punto A a un punto B, Takedows contra nuestros enemigos, y variantes de este estilo.



Los Takedowns son unos espectaculares choques que nos recargarán la barra de turbo para poder correr aún más y tratar de adelantar y destrozar a nuestros contrincantes. Por supuesto la velocidad es endiablada y será difícil no chocar contra el tráfico y las vallas de Paradise City.

Una autentica locura que gustará a los amantes de la velocidad.

Gráficos:

Al mirar la pantalla estamos asombrados de la calidad gráfica que muestra el juego. Con un motor gráfico muy similar al de Need for Speed Pro Street, estamos ante uno de los juegos más bellos para PlayStation 3 y Xbox 360. Los choques son espectaculares y ver como sale humo del escape de los coches nos dejará boquiabiertos.



Sonido:

El rugido de los motores es excelente. Cada bólido sonará de forma distinta. Además de eso la banda sonora es muy buena, siendo una referencia dentro de los juegos de EA. Le pega como anillo al dedo. Las canciones cañeras nos incitarán a correr cada vez más e intentar realizar locuras suicidas tales y como correr a contra sentido rozando los coches que nos vienen de frente.

Jugabilidad:


Acelerando con los gatillos superiores, la dosificación del acelerador y el freno es espectacular. Denotar también la compatibilidad con volantes con Force Feedback. Un plus que gustará a los poseedores de dicho periférico.


La diferencia entre la versión Xbox y PlayStation es que en la primera, nuestro mando gozará de vibración, pero para la consola de Sony, al no tener vibración, dispondremos de la posibilidad de poder conducir los coches girando el mando horizontalmente como si de un volante se tratase. Un plus francamente interesante que hace que esta versión sobre salga algo más que la de la consola de Microsoft.

Modos de juego:

Dispondremos de toda una ciudad con una enorme cantidad de kilómetros que recorreremos a gran velocidad. A eso lo sumamos un centenar de retos en los que podremos participar según vayamos ganando coches. Por si fuese poco, un excelente modo online, repleto de jugadores ansiosos de ganar que estarán sobre el asfalto.

Este modo es extremadamente espectacular, ya que al comenzar cada carrera, se nos darán las estadísticas más salvajes de cada contrincante. ¡Os aseguro que la forma en la que está hecho nos hará que demos lo mejor de nosotros mismos!

Conclusión:


Haceos con el. Si os gustan los juegos divertidos, largos y con un excelente modo online, Burnout Paradise es vuestro juego. Su mecánica de rápido acceso, y la libertad de movimiento que aporta es el complemento ideal a cualquier otro juego de simulación. ¡No lo dejéis pasar!
NOTA FINAL:

8,9/10


Share/Bookmark

0 comentarios: