miércoles, 15 de agosto de 2007

Análisis: Project Sylpheed - Xbox 360.


Después de 21 años de espera, la saga Sylpheed vuelve a la carga con este shooter para la última consola de Microsoft.

Originalmente creado para PC-8801, y posteriormente adaptado para distintas plataformas, Project Sylpheed era un juego que hacía uso de todos los circuitos de aquellas máquinas para conseguir un juego que pudiese mostrar auténticos gráficos en 3D. No obstante, llegó a su cúspide gracias a MegaCD, plataforma con la que pudo mostrar sus grandes mejoras. PlayStation tuvo un remake que jamás pudimos ver en Europa, y por fin , Project Sylpheed aterriza en Xbox 360 para demostrar todo lo que fue y ha sido esta saga que, aunque discreta, contiene grandes dosis de diversión y emoción.

Para jugar a Project Sylpheed nos tenemos que situar en el 2632, momento en el cual la humanidad ha abandonado el sistema solar para poder aventurarse en otras galaxias. La humanidad trata de colonizar todas las galaxias posibles siendo ya doce las que llevan colonizadas. Pero claro no todo es agua de rosas y tal y como pasa en nuestro mundo actual, algunas galaxias se han unido bajo el nombre de ADAN con el fin de declarar la guerra a los TCAF. Los TCAF están liderados por Katana Faraway, Ellen Bernstein y Margras Mason, tres amigos que se verán inmersos en una historia muy interesante, llena de intriga y misterio.

Entre cada fase, unos fabulosos videos, en los que está muy claro que Square-Enix ha metido la mano, aparecerán para adornarnos la historia de Project Sylpheed.

Este shooter aparentemente de corte clásico, nos permitirá movernos por cualquier dirección. Lo único que tendremos que hacer es tener extremo cuidado con no salirnos de la pantalla ya que ni nos alejamos de nuestro objetivo en la misión, fallaremos.

Nuestra nave, bastante bien modelada tendrá tan solo dos armas principales pudiéndose ampliar después de cada misión comprando mejoras. Por supuesto, y de nuevo gracias al aporte de Square-Enix, podremos personalizar nuestra nave de mil maneras siendo casi imposible tener dos naves idénticas.

Durante nuestra aventura, nuestros compañeros nos irán dando instrucciones e indicándonos como están al más puro estilo StarWing, con imágenes prefijadas y de aspecto “manga”. La lástima es que apenas podemos seguir esos comentarios ya que su situación no es nada cómoda y la acción es tan frenética que apenas tendremos momentos de respiro. ¡Project Sylpheed necesita unas manos experimentadas para poder vivirlo a fondo!

Gráficos:

Los gráficos de Project Sylpheed tienen dos caras. Por un lado tenemos las fabulosas escenas entre fase y fase que adornan de forma increíble al juego, y a eso le podemos añadir el diseño de las naves, ya que es muy llamativo. Las explosiones y los efectos están muy bien hechos. Sin embargo, los fondos son muy oscuros y monótonos ya que por lo general solo tendremos un paisaje de estrellas que apenas cambia según la dirección a la que nos movamos. No es un defecto en sí ya que el juego está ambientado en el espacio pero si es cierto que choca mucho si no estamos acostumbrados a este tipo de juegos.

Las naves enemigas son difíciles de ver y muchas veces las destruiremos sin haberlas visto previamente ya que solo podremos diferenciarlas de una estrella del decorado porque viene marcada por un visor; al ser tan minúsculas, esto puede provocar que Project Sylpheed aburra gráficamente por la poca variedad visual.

Sonido:

Otra vez más, podemos notar en este aspecto que el gigante japonés, creador de la saga Final Fantasy, no ha querido descuidar este aspecto. Los efectos son correctos, y nos permiten disfrutar de bonitas explosiones y disparos, pero las melodías son lo bastante agradables y ambientan a la perfección este juego.

Jugabilidad:

La jugabilidad es algo laboriosa. Aquí es donde a veces el juego puede desesperar dado que los botones de aceleración y de disparo no están del todo claros y tendremos que hacer uso de los gatillos y a la vez de los botones superiores para poder acelerar y disparar. Una vez entendido el movimiento de la nave y como disparar acertando a los enemigos entonces podremos disfrutar de un juego difícil pero a la vez interesante.

Las misiones suelen tener varios objetivos, y esto es lo que hace que Project Sylpheed no sea todo lo asequible que uno puede llegar a pensar porque dentro de cada misión tendremos submisiones que si se falla en alguna de ellas nos obligará a empezar desde el principio sin la posibilidad de guardar la partida. Al principio puede no parecer un problema, pero conforme vayamos avanzando en el juego, la dificultad se hace notar.

Modos de Juegos:

En Project Sylpheed no tendremos modo multijugador. Una pena dado que luchas interestelares podrían haber sido la guinda sobre el pastel, pero no obstante y mediante una actualización vía Xbox Live, podremos tener la oportunidad de colocar nuestra puntuación en la red.

Además del modo historia, un tutorial nos ayudará a conocer los controles básicos y fundamentales de nuestra nave.

Conclusión:

Project Sylpheed es un juego muy atractivo pero requiere mucha pericia con el mando y su estilo, esto lo convierte en un título no apto para todo tipo de usuario. El modo historia es largo y está narrado de excelente manera lo que lo convierte en un juego muy interesante en este aspecto. No obstante, el apartado gráfico es algo irregular dado que aunque las escenas cinematográficas entre misiones aportas un toque de calidad y originalidad, los decorados son oscuros y aburridos. La dificultad en el juego requiero experiencia lo que hace que este juego se recomiende especialmente a los amantes de los shooters dado que en el verán uno de los mejores que jamás se hayan hecho en la historia.
Si queréis iniciaros en este tipo de juegos quizád buscad algo menos complicado, aún así el catálogo de juegos de naves en Xbox 360 no es excesivamente alto, y quizás Project Sylpheed sea uno de los mejores exponentes.

NOTA FINAL:

7,2/10


Share/Bookmark

0 comentarios: