martes, 28 de agosto de 2007

Análisis: Mi Clínica Veterinaria - Nintendo DS


//NOTA: Encontrar imágenes de este juego por la Web requiere cierto tiempo por eso os pido paciencia hasta que realicemos las nuestras o encontremos algunas que merezcan la pena. Las imágenes que aparecen detrás de la caratula no son las del juego de Nintendo Ds sino la de su versión en PC.

Independent Arts Software lanza de la mano de Proein una serie de juegos con la etiqueta de “Anikids”. Como su nombre indica, esa serie de juegos irá enfocada a un público joven, con ganas de usar su Nintendo DS gracias a unos gráficos coloridos, muy vistosos, y de fácil manejo.

“Mi clínica veterinaria” es el primero de ellos que analizaremos.

Con una portada bastante mala y sencilla, nos disponemos a abrir el juego y meter el cartucho en la consola. Lo primero de todo, el juego nos pide que seleccionemos el idioma en el que queremos que se muestren los textos en pantalla. Tras su selección aparece el menú principal. Un menú que consta de tres opciones básicas: Nuevo Juego, Cargar y Cabalgar.

Nuestro principal objetivo es probar el modo historia, asi que ni cortos ni perezosos nos aprestamos a pulsar sobre Nuevo Juego. Unos gráficos en 3D estrepitosamente pobres aparecen en la pantalla.
Tomamos el control de una joven veterinaria que tendrá que, aparentemente (insisto sobre esta palabra), curar a los animales como si de Trauma Center se tratase.

Una serie de misiones que podremos consultar en cualquier momento nos indicarán los objetivos que tenemos que cumplir; un ejemplo sería curar a una cobaya, agrandar la clínica, etc.


Para poder cumplir todo esto tendremos que ir al pueblo y comprar los distintos utensilios para poder operar, pedir un préstamo al banco, contratar un servicio publicitario o aprender a curar nuevos animales como perros, gatos o caballos.
Una vez equipados podremos volver a nuestra clínica y hablar con los pacientes para curar a sus animales. Este es en lo que se centra el juego y la verdad es que en ciertos aspectos deja bastante que desear.

Lo primero son los menús que aunque sencillos, no informan lo suficiente y tendremos que andar rebuscando hasta encontrar el medicamento adecuado para la cura. Si nos equivocamos no pasará nada. Un mensaje parecerá y no perderemos ni puntos ni dinero. Además, con tan solo pinchar en la zona y apretar en el botón “aplicar”, el animalito estará curado. Es decir nada de coser, mover el stylus o desinfectar las zonas con rápidos movimientos, no; aquí la sencillez prima sobre todo y jamás podremos hacer daños a un animal salvo que su estado de ansiedad bajo hasta los mínimos.

Gráficos:

Tal y como hemos comentado anteriormente, los gráficos son pobres pero sencillos. Reconoceremos a la primera a las mascotas, pero tampoco son par echar cohete. No nos imanemos que se mueven como en Nintendogs, aquí parecerán autenticas mascotas disecadas a las que tendremos que pinchar y curar.

Sonido:

Aburrido y repetitivo, el sonido no es uno de los apartados más impactantes del juego. Si cabe destacar algunas voces reenderezadas que aportan cierta seriedad al juego.

Jugabilidad:

Mi Clínica Veterinaria puede manejarse tanto con el stylus como con los botones. Yo destacaría más usarlo con los botones ya que a veces con el stylus apretaremos en opciones que quizás no hayamos querido. Eso si, para las curar lo mejor es el stylus. No es un apartado muy malo, pero claro de esto no vive un juego…

Modos de juegos:

Aparte del repetitivo modo historia que podrá gustar a los amantes de los animales más asiduos, existe un modo “Cabalgar” que nos pondrá a las riendas de un caballo y tan solo tendremos que correr y saltar alrededor de la clínica. Algo muy aburrido pero que seguro gustará a los niños debido a su sencillez.

Conclusión:

Mi Clínica Veterinaria no se sitúa entre los mejores juegos de Nintendo DS, de hecho formaría parte de una segunda división por la cual muchos de los usuarios no pasarían. ¿Para quien es este tipo de juego? Quizás un niño muy pequeño sepa apreciar y divertirse unas horas montando a caballo, o disfrutando viendo los distintos animalitos que van apareciendo a lo largo del juego, lo que ocurre es que a veces uno piensa que si lo han enfocado para niños, y con un sistema de juego tan sencillo, porqué poner las opciones de Préstamo bancario, anuncios publicitarios, o nombres tan técnicos a la hora de poner los medicamentos. Un juego curioso que no deja de ser algo pobre y aburrido que no recomendaría salvo que te encantasen los animales o tuvieses una vocación de veterinario muy arraigada.

NOTA FINAL:

4,1/10


Share/Bookmark

4 comentarios:

Sergin dijo...

¿Este juego es de verdad? ¿Cuál es su título en inglés? Me parece muy buena temática como el Trauma Center.

Bern dijo...

SI si el juego es absolutamente de verdad. En inglés el título es... Paws & Claws Pet Vet Clinic (puedes ver información aquí: http://www.valusoft.com/products/petvet.html), lo malo es que solo muestran imágenes de la versión para PC. De hecho en la caja de "Mi clínica veterinaria" las imágenes de atrás son las de PC... ¿Publicidad engañosa? -lo dejo abierto...

Si te mola el trauma center y además no quieres ponerte nervioso echale un ojo, pero mejor si te haces con el de segunda mano.

Anónimo dijo...

es de erdad

a mi me gustaria probarlo pero...

¿me gustara?



por favor si han pobado el juego diganmelo

Bern dijo...

Si el juego es absolutamente real y existe. Lo podéis encontrar en casi cualquier tienda de juegos. Al menos yo lo he visto en Game y en los Poly.

¿Poderte gustar?
Es dificil. El juego tiene unos gráficos muy penosos y la jugabilidad es algo escasa. Lo que puede es entretenerte un rato. Personalmente no lo aconsejaría, ahora bien, lo hay peores...

Y efectivamente, he probado el juego en profundidad y te puedo asegurar que más de un bostezo me ha sacado...