viernes, 31 de agosto de 2007

Análisis: BioShock - Xbox 360.


El terror y la acción vuelven a Xbox 360, ahora y gracias a BioShock, los amantes de los ambientes tenebrosos van a estar de enhorabuena ya que los chicos de Take Two Interactive han conseguido un titulo de miedo…

Nombrado según sus desarrolladores como el digno sucesor de System Shock 2, juego que no tuvo un éxito brutal pero que según los seguidores de la saga era bestial (mezclaba acción y terror de forma magistral), BioShock es un juego que nos sumerge en las profundidades de Rapture.

El juego se desarrolla en el año 1960, el avión en el que viajabas se estrella en medio del Atlántico en circunstancias aún desconocidas y absolutamente todos los pasajeros mueren excepto tú. Afortunadamente, como si de un milagro se tratase, logras escapar del avión en llamas y descubres una extraña ciudad submarina conocida como Rapture.

Según avanzas en la ciudad submarina notaremos la presencia de varios seres extraños, sacados directamente de una película de terror. Alrededor nuestro encontraremos cadáveres de seres humanos deformados y monstruosos. Una vez puestos en escena, empieza la historia de BioShock.

Rapture fue construida por un soviético llamado Andrew Ryan en el año 1946 con la intención de crear una ciudad para la élite cultural del mundo, una ciudad en la que vivirían los mejores artistas, científicos, ingenieros y deportistas de todo el planeta. Este elenco de habitantes podría dedicarse a vivir y a realizar sus obras sin verse sometida a las imposiciones de gobiernos, religiones y otros órganos de poder.

Conforme vayamos avanzando en la historia, descubriremos que un hombre llamado Fontaine descubre un engendro llamado ADAM que permitirá realizar esas modificaciones genéticas, pero que rompe el equilibrio social existente en la ciudad. Esto sumerge a la ciudad submarina en una guerra civil de la que le es prácticamente imposible salir.

Nosotros llegaremos a la ciudad totalmente desolada, con hambrientos seres deformados que lo único que buscan es un poco de ese ADAM. Esta sustancia la portan unas niñas que van protegidas por su “Big Daddy”, unas criaturas con las que no quisiéramos cruzarnos. Los desarrolladores del juego han jugado a la perfección con ese aspecto, ya que para sobrevivir necesitaremos capturar a esas niñas y elegir entre asesinarlas o dejarlas escapar.

A lo largo del juego nos encontremos con estas criaturas:

Splicers: Los agresores (o Splicers) son seres que han sufrido mutaciones para sobrevivir, necesitan del ADAM para subsistir debido a las formaciones genéticas que estos presentan. Suelen llevar máscaras para tapar sus heridas y malformaciones, existen distintos tipos de Splicers a cada cual más salvaje. Saben usar armas de fuego, son rápidos e inteligentes.

Recolectores: los recolectores son niñas que extraen y sintetizan el ADAM de los cientos de cadáveres esparcidos por Rapture. Van acompañadas de su “Big Daddy”, un protector que no dejará títere con cabeza a quien se acerque a la niña ya sea un Splicer o nosotros mismo.



Protectores: los Protectores o también llamados “Big Daddy”, son los protectores de las “Little Sisters” o recolectores. Su fuerza es descomunal y las niñas llorarán su muerte. Eso si, para derribarlo necesitaremos puntería y armas de fuego muy potentes.

Robots de seguridad: los Robots de seguridad están implantados por todo Rapture. Su misión es únicamente detectar si hay intrusos. Una de las posibilidades que tenemos es piratearlos para poder usarlos a nuestro antojo y detectar la presencia de Splicers.

Una vez puestos en escena y entendiendo la variedad de criaturas que se encuentras en el fabuloso mundo de BioShock, tendremos a nuestra disposición una serie de armas y plásmicidos para lograr salir de ese infierno.
Los plásmicidos son una de las curiosidades que hacen de BioShock un juego totalmente distinto. A pesar de ser un Shooter en primera persona, BioShock tiene pequeñas dosis de RPG (muy pequeñas, eso si), pero nos permitirá hacer evolucionar las armas a nuestros antojo.

Podremos tener mejoras en nuestra pistola, o escopeta, pero lo más interesante viene por parte de esa sustancia que nos inyectamos y que nos dará distintos poderes. Los plásmicidos nos permitirán electrocutar a los enemigos, quemarles, o incluso usar la telequinesia para atraer objetos y poder seguir por nuestro camino. Gracias a eso, y a un control absolutamente excelente, controlar y alternar los plásmicidos con las armas de fuego será coser y cantar.

Gráficos:
Los gráficos de BioShock son de los mejores que podemos ver hoy en día para Xbox 360. Las texturas son una auténtica delicia y las caras de los distintos Splicers apenas se repiten. El metal, el ambiente paranormal y sádico de las distintas salas, las luces, las sombras, etc, absolutamente todo está recreado a la perfección en BioShosk. Podremos dar algún golpe en la pared y aunque esta no se abolle, si que habrá un pequeño desconchado.

Los enemigos se mueven de forma fluida y rápida. ¡Gracias a ellos más de un susto nos llevaremos! El ambiente tétrico, y los efectos especiales nos demuestran realmente que estamos ante un juego de nueva generación.
La inteligencia artificial está a la orden del día, y los enemigos que estén heridos tratarán de curarse y usar todo lo que sea necesario para seguir en vida. Además, los Spliters suelen esconderse y llegar por detrás para atacarnos por sorpresa. ¡Os aseguro que encontrarse un bicho de esos con una máscara veneciana por la espalda no es muy agradable!

Sonido:
La ambientación sonora es magistral, las voces, totalmente dobladas al castellano ofrecen una calidad perfecta; además, para entender mejor la historia, iremos recogiendo una serie de cintas que podremos escuchar para tratar de comprender lo que ha ocurrido en Rapture. La banda sonora es más discreta pero cumple con su cometido y nos crea una atmósfera perfecta para mantenernos en tensión.

Jugabilidad:
El control aunque muy típico en los Shooters, es una auténtica delicia. El movimiento es fluido sin ninguna ralentización y cambiar de arma es facilísimo gracias al mecanismo implementado por Take Two Interactive. Con un gatillo manejaremos los plásmicidas y con la otra las armas de fuego. Nada nuevo me diréis, cierto, pero es que a diferencia de otros juegos en los que podremos usar un arma en cada mano (con esto me refiero a Halo por ejemplo) no podremos usar nunca a la vez las dos manos… Por eso el control con los gatillos es excelente y el cambio alternativo “plásmicido-arma” se hace muy rápido; eso nos permitirá salir airosos de los combates.



Los niveles del juego son largos y muy divertidos, además podremos guardar en cualquier momento, un detalle muy interesante sobre todo de cara a volver a empezar desde un punto crítico.

Modos de Juego:
Si BioShock tiene un punto negativo es este. Lo cierto es que el juego solo ofrece el modo historia. No existe una opción multijugador con la que pelearnos entre amigos. Una lástima ya que meterse en el papel de un “Big Daddy” protegiendo a una niña, tratando de aniquilar a los demás jugadores hubiese sido toda una experiencia. Nos consolaremos sabiendo que el juego tiene compatibilidad con Xbox Live, lo que quizás en un futuro permita incluir este modo de juego mediante una descarga desde el bazar de Xbox Live.
Aún así, el modo historia promete largas horas de juego y no nos aburrirá lo más mínimo.

Conclusión:
Seas o no un amante de los Shooters, si tienes más de 18 años, un estomago fuerte, y ganas de pasarlo en grande, BioShock es tu juego. El ambiente del juego, la jugabilidad y los gráficos son parámetros más que suficientes para hacerse con el. Divertido como pocos, BioShock da un soplo de aire fresco a un género que está más que trillado y que aporta grandes novedades.
El único fallo es la inexistencia del modo multijugador, pero ese logotipo en la caja del juego en el que pone “Xbox Live” sigue dando la esperanza de que algún día el modo online esté disponible.
Estamos ante un auténtico juegazo de terror que no deberías perderos…
NOTA FINAL:

9,5/10


Share/Bookmark

6 comentarios:

OBI dijo...

buenas,

esto no puede ser...y yo con mi consola ha mAS DE MIL KILOMETROS DE DISTANCIAAAAAA!!!

un saludo.........

Bern dijo...

Si la verdad es que una pena que esté tu consola en Alemania, se te van a juntar BioShock, Halo 3... pfff esto no puede ser!

El juego es brutal y te lo recomiendo encarecidamente! No lo dejes pasar!

OBI dijo...

Buenas,

NO NO!!! estoy de vacaciones en mi casa de las palmas y no me la he podido traer de madrid en la maleta!!! exceso de peso tio!!

un saludo

P.D.: Por cierto, me llegó nueva eh!

Bern dijo...

Hola Obi!

Me alegro que te llegase nueva!
En cuanto al exceso de peso... es cierto, aún así no te procupes que pronto podrás volver a probar las delicias que depara Xbox 360.

Saludos!

Neox_Spain dijo...

Increible juego con un buen guion(aunque algo repetitivo), los gráficos si demuestran de lo que es capaz esta consola, deberian de darle más publicidad, aunque entiendo que se centren en promocionar la llegada de COD4, Halo3 y Assasins...

salu2

Bern dijo...

Bueno el guión no te creas que está tan mal, de hecho según avanzas aparecen nuevos objetos que tienes que saber usar como la cámara de fotos, etc.

Lo veo una pasada de juego, y creo que merece la pena probarlo e intentar llegar al final.
Ah... el modo de dificultad "normal" no es tan sencillo, si no tenéis mucha idea yo empezaría por el Fácil...