domingo, 20 de mayo de 2007

El arte en los videojuegos (2ª Parte).


Después de una calurosa vuelta a los ruedos, quiero continuar con un tema no menos interesante que el anterior: la influencia de las materias artísticas en los videojuegos.
El reportaje que hoy tratamos, no pretende buscar un videojuego artísticamente valiente, sino presentar algunas de las novedosas técnicas utilizadas en el desarrollo de los mismos, así como mostrar cómo pueden influir las compañías en los estudios y trabajos más vanguardistas de nuestra actualidad.

Square Enix

Desde la humilde opinión de un escritor aquí presente, creo que Square Enix es probablemente la mejor compañía de videojuegos del panorama actual.
Uno de los grandes paradigmas de la compañía, ha sido siempre el hacer un buen trabajo; no tanto en el sentido de que su creación sea más o menos jugable - que también - sino en el que ellos siempre han querido crear obras de arte e influir en el mundo que nos rodea.
La gente que disfruta de videojuegos (en el que yo me incluyo), somos denominados “friks”; me gustaría decir a aquellos, que nada mas lejos de la realidad, deberían ser intelectualmente más abiertos y descubrir que mas allá de la pura diversión electrónica se puede hallar y percibir trabajos sobrenaturales que intentan reflejar en nuestros hogares, aquellos tiempos en los que la cultura del arte llegaba mas lejos, que cubrir el ocioso tiempo del que disponemos actualmente.
FF12 refleja ampliamente tanto la influencia como el amor incondicional a la arquitectura y mecánica.

Ivalice (reino donde se desarrolla el videojuego) tiene loables influencias de los estilos arquitectónicos más épicos y antiguos de nuestra era.
Los edificios se asemejan a los jardines colgantes de Babilonia, existen grandes fuentes al más puro estilo clásico, sedes que recuerdan los bocetos de la inconclusa Torre de Babel, vestuarios y armaduras de la época medieval, así como futuristas aparatos aerodinámicos.


Creativamente FF12 es simplemente sublime: se nota que los desarrolladores son personas curiosas, cultas e inteligentes; que más allá de los tópicos, éstos tienen más vida social y completa de lo que multitudinarios ilusos creen que tienen.
Sin ir más lejos en nuestro país, muchas escuelas de arquitectura de gran prestigio invitan a sus alumnos a jugar y a estudiar videojuegos del tipo FF pues realmente puede llegar inspirar muchos de sus futuros trabajos.
Por tanto, tenemos otro cliché echado por tierra: “Los videojuegos son sólo para gente insociable”.

Kingdom Hearts, es otro buen ejemplo de cómo prestigiosos escultores o arquitectos han influido en el desarrollo artístico de un videojuego.
Si alguno de vosotros a viajado alguna vez a Barcelona, habrá visitado las estupendas obras del laureado Antonio Gaudí; bien, muchos de los edificios de este juego tienen notables reminiscencias a la Casa Batlló, La Pedrera así como otras señas de identidad que hicieron muy famoso al artista (resurgimiento del mosaico).


Amén decir, que los diseñadores conceptuales se han tomado la licencia de realizar nuevas obras arquitectónica como si de obras póstumas del genio se trataran.
Es por ello que me gustaría acabar diciendo que muchos de los “cartuchos” que vemos en centros comerciales dejan de ser pura diversión ocio-electrónico para convertirse en objetos de estudio y admiración.


Una técnica diferente el “Cell Shading”.


Para los que no sepan en que consisten la técnica del Cell Shading les explicaré, que consiste en recrear en un videojuego, paisajes, elementos naturales o personajes adaptando la forma de dibujo animado.
Muchos ahora mismo pensarán: “Pues vaya, eso no debe de ser muy difícil”, claro, y yo les contestaré de inmediato, “un Van Gogh ó un Picasso tampoco es demasiado difícil de pintar” pero lo complicado que hicieron estos señores y de ahí su fama, fue la de “saltarse las reglas” con el objetivo de buscar nuevos ámbitos y disciplinas en las que poder estudiar.
Revolucionando totalmente el panorama actual y gracias a esta innovadora técnica, por fin, podemos disfrutar de copias exactas en versión de videojuego de series animadas tan famosas como Bola de Dragón o Padre de Familia.

El Cell Shading, hoy por hoy, es una práctica aún inconclusa, con grandes dosis de investigación, en la que los programadores aúnan fuerzas para descubrir hasta donde pueden llegar como si de un experimento aeroespacial tratara.
Me gustaría concluir diciendo, que los juegos que utilizan tan magnífica técnica lucen grandiosamente, sólo hay que echar un vistazo a Dragon Quest VIII o al próximo videojuego de Namco Trusty Bell.
Ver para creer.


Share/Bookmark

4 comentarios:

Bern dijo...

Siempre en tu linea. Un gran reportaje que nunca deja indiferente.
Chapeau!

Guille! dijo...

Muchas gracias campeón
:)

Anónimo dijo...

Me ha encantado el reportaje :)

Leo dijo...

Muy bueno, si señor. Un gran artículo.

Saludos.