jueves, 28 de enero de 2010

Wiikenstein, o la prostitución del videojuego.

Quizás sea muy exigente con los videojuegos. Estoy un poco harto de hablar de lo último que va a salir, de las novedades, de lo que al final habla cualquier buen medio que se precie. Un Blog es una herramienta en la que uno puede expresar su opinión y tras más de dieciocho años en el sector, desde pequeño, leyendo revistas de videojuegos como Hobby Consolas o Nintendo Acción, es importante que tengamos artículos de opinión en un mundillo en el que últimamente parece que se carece de imaginación.

El octavo arte, como más de una vez lo hemos calificado mis amigos y yo en www.videojuegosyconsolas.net, está declinando hacia algo que sinceramente me aburre.

¿Saturación? –me diréis algunos.

Estoy convencido de que no. Si os soy sincero, estoy muy exigente con las últimas novedades de navidades, y es que en la oficina donde estoy actualmente trabajando nos han instalado una sala de descanso en la que hay ni más ni menos que cinco videoconsolas: 2 Xbox 360, 1 Playtation 3 y 2 Wii’s con cuatro mandos. En ella, los juegos más jugados por la mayoría: mientras las potentes consolas como Xbox 360 o Playtation 3 tenían juegos como Pro Evolution 2010 y Street Fighter 4, las Wii tenían uno de baile, y el famoso Wii Sport Resorts.

Dada la afluencia que tenían Xbox y PlayStation, me puse con un compañero a jugar al último juego de Nintendo y su novedoso Wii Motion Plus.

Mi sensación fue la siguiente: una tomadura de pelo.

“Que duro eres Bern” –me diréis. Quizás, pero estoy harto de ver como una vez más nos venden cualquier cosa a un precio desorbitado. Wii Sport Resort no es más que una burda copia de la “Demo-juego” que nos viene por defecto en las primeras Wii’s que pudimos comprar. No aporta absolutamente nada salvo más deportes y quizás pruebas curiosas y originales. Gráficamente se queda en lo que era –horrible pero gracioso- el sonido sigue estando en una línea pasable y la jugabilidad supuestamente mejorada gracias a Wii Motion Plus.

Digo “supuestamente”, pues el cambio no me parece para nada radical. Es cierto que parece que la profundidad está tomada en cuenta y que parece algo más preciso que sin él, pero ¿merece la pena que cada dos por tres nos saquen un accesorio extra para nuestra consola? A este paso la vamos a llamar la “Wiikenstein”, o la consola que nos la vendieron como una maravilla videolúdica, la mar de novedosa, pero en la que cada año aparece un artilugio que los más casuales querrán comprar.


¿Alguien está usando la Wii Balance Board de forma continuada? ¿Quién pone la forma de la raqueta al mando de Wii? ¿O el volante de Mario Kart? ¿Alguien lo usa sabiendo que puedes hacer mucho mejores tiempo con un mando clásico? Definitivamente, muy pocos habréis levantado la mano. Yo lo hago, los uso ¿pero cuando? Pues cuando quiero enseñarles a mis amigos el dineral que me he dejado en Nintendo y las freakadas con las que puedo disfrutar. Aparte de eso, todos los millones de artilugios quedan recogidos en una caja cogiendo polvo.


Tratan de solventar la piratería vendiendo nuevos gadjets, pero por favor, si fuesen medianamente útiles quizás alguien se lo pensaría dos veces. Estoy harto de esta política tan casual, pero al parecer es lo que vende… A mi gusto, lo único que hace es desvirtuar y prostituir el prestigio que tuvieron los videojuegos hace muchos años entre los enamorados de este sector. Una lástima.


Share/Bookmark

9 comentarios:

kraussen dijo...

Tienes toda la razón del mundo, y ahora nos colaran también tonterías de este tipo con los sensores de movimiento de sony o xbox,pero sin duda una de las cosas que se venderán como churros en un futuro sera la TV en 3D, solo hace falta que nos creen la "falsa necesidad".

masterLoki dijo...

Tristemente tienes toda la razón... Yo antes era todo un fanboy de la gran N. Compraba mis juegos, viví las duras criticas al N64, desprecie a Rare cuando la compró MS y al final abrí mis ojos a la cruda realidad... Nintendo es una máquina de mercadotecnia. El efecto Pokemon se trago a Nintendo. Ahora he gastado un dineral en un Wii que estoy esperando mal vender... Sí hay algo que me hace sentir mejor es que logré que mi hermano no cayera en la trampa de N...

Quique dijo...

pues sinceramente, yo sigo usando la balance board, aunque agradecería que hubiera más juegos que te permitieran usarla. y lo de la raqueta y similares, es que ni se me ocurre comprar un cacho de plástico que lo único que va a hacer es facilitar pegarle tortazos a las cosas de la casa... si necesitas una raqueta de plástico para poder pensar que estás jugando al tenis, mal vamos xD

Antonio dijo...

Estoy contigo, los videojuegos se han convertido en un exprimidor de dinero e ilusiones. Yo sufri ya bastante en los tiempos de SEGA y su "transformer" la Megadrive, recordais el 32X, el Mega CD... cada complemento tenia sus juegos propios, y muchas veces se quedaba colgada por culpa de alguno. Es cierto que resulta desesperante la falta de imaginación, acabas pasandotelo mejor con el Trial HD, un juego arcade del XBOX Live, descargado en la consola que con cualquier otro a 60 eurazos. En fin, se aprovechan de nuestras ansias de jugar...
Saludos.

Ruloner dijo...

Estás en lo cierto, la estrategia que empezó Nintendo con DS y Wii más tarde está transformando el sector a marchas forzadas. Y no a mejor, me temo.

Yo fui otro de los que picaron con Wii, tras poseer una DS (que uso infinitamente más). Pensé realmente que era algo realmente novedoso pero se quedó en un experimento a medio hacer. ¿Cómo completarlo? Añadiendo accesorios medio inútiles a mansalva como el Motion Plus, el Wiispeak o ma miríada de trastos que al final acaban guardados en un cajón.

Ahora mismo y, aunque poseo algunos de los mejores juegos de la consola, sigue sin atraerme. ¿Por qué? Porque considero que Nintendo ha sido excesivamente conservadora a la hora de diseñarla. A nivel técnico sigue siendo poco más que una GameCube, únicamente el sistema de control hace que despunte.

¿Qué pasa al final? Que la acabas guardando para las visitas familiares, ya que con los amigos sigues con lo clásico: unas partiditas al Tekken por aquí, unos vicietes al MAME por allá... Así que ahí sigue, criando polvo y porque no puedo deshacerme de ella, que si no...

Ann dijo...

Estoy de acuerdo (aunque me duele en el alma que sea asi) con todos vosotros.
Yo también caí en la tentación de comprarme la wii (es más, ni siquiera me la compre, fue un regalo, y a causa de eso, no la venderé, porque me parece muy feo desacerse de algo que te regalaron con ilusión). Me compre 3 o 4 juegos que realmente valen la pena, y ahora solo la hago servir cuando estoy muy muy aburrida, o cuando tengo visitas. La mayoria de juegos, o me atraen poco, o son cortos, o si no a la larga, me resultan repetitivos y aburridos (esceptuando cuatro).
Y encima cada vez que me acerco a una tienda de videojuegos, veo que han sacado un nuevo accesorio, que veo inútil y caro. Opino que en vez de crear tanto cacharro que a la larga solo sirve para criar polvo, Nintendo se tendría que preocupar en sacar más juegos que valgan la pena.

LoboOscuro dijo...

es lo que sucede cuando las empresas crecen, al final como un vicio quiere mas y mas ingreso, entonces solo le terminan interesando comerciar en vez de sacar cosas realmente buenas.

Anónimo dijo...

apuesto que si nintendo saca un juego porno usarion condon los cantroles XD

Nenaza dijo...

Estoy casi totalmente a favor. Pero aún, gracias a Buda, siguen saliendo juegos muy apetecibles en Wii, como por ejemplo, el No More Heroes 2

http://news.keteke.com/noticias/videojuegos/humor-y-descaro-en-la-wii/2010/


La crisis va a acabar con un montón de franquicias y estudios, porque la gente está harta de pagar 50 euros por un juego "pseudonovedosos" o que no ha llegado a explotar la idea de una forma completamente satisfactoria para todos. Pero bueno, eso siempre ha pasado!

Un abrazo