miércoles, 15 de abril de 2009

Películas basadas en videojuegos (1ª Parte).


Por todos es sabido que en la actualidad, el séptimo arte sufre una gran crisis de identidad creativa. De hecho, la medida resolutiva que se está tomando en los últimos tiempos es la de realizar filmes basados en obras literarias, cómics o videojuegos.

Es contradictorio observar cómo mientras que las películas basadas en novelas gráficas, gozan de gran éxito tanto de crítica como de taquilla, aquéllas apoyadas en la literatura y con peor suerte en el mundo de los videojuegos, obtienen unos resultados realmente nefastos o mediocres debido en gran medida al mal trabajo realizado por parte de directores y guionistas (esto aún es más incomprensible, pues YA existe de seguro un buen guión).


Mientras que por norma general las primeras respetan íntegramente el guión, adquieren una buena realización y mantienen íntegramente la esencia de sus dibujos y diálogos (Watchmen, 300, V de Vendetta, Sin City…) en el caso de las adaptaciones del ocio-electrónico, existe un libre albedrío en torno al guión, personajes principales y secundarios (en muchas ocasiones inventando nuevos, es el caso de Resident Evil), diálogos carentes de sentido, tramas secundarias totalmente mediocres y realizaciones y post-producciones más propias de un alumno de academia de barrio, que de un diseñador gráfico (bueno no, no seamos tan crueles con los estudiantes, en verdad, éstos tienen más talento).

De este modo, pasaré a hacer memoria a las grandes adaptaciones al cine del mundo de los videojuegos. ¿Estáis preparados? ¿De verdad? ¿De verdad de la buena? Vosotros mismos. Luego no digáis que no os he advertido.

Dragonball Evolution (sí, sí, “Dragon Ball” todo junto).


Si es que por no hacer nada bien, ni siquiera el título está escrito correctamente. Más bien debiera haberse apostillado “Revolution” porque al ver tan horrenda película, se hace inevitable que se revuelva tu estomágo. Por ello y por la revolución internauta de insultos, amenazas de muerte e improperios hacia el director y todo su equipo que se está generando, éste y no otro debería haber sido el verdadero subtítulo. Aunque Dragon Ball no es propiamente un videojuego en sí mismo (pues su origen es un dibujo manga) es la obra electrónica con más títulos de la historia en su haber (cerca de los cien) de este modo, manga y videojuego, van unidos de la mano.

100.000.000$ es el presupuesto de dicho filme y 99.999.999$ el gastado por el equipo en ocio, alcohol y estupefacientes (otra cosa, no se explica). El guión es desastroso, faltan personajes principales ¿alguien se acuerda de Krilin? - desde luego, el director no – y los efectos especiales… he visto mejores explosiones en la serie Power Rangers, en fin…
Afortunadamente, esta vez, no nos hemos dejado engañar y la película tan sólo lleva recaudados siete millones (entre esta película y la segunda parte de la siguiente que comentaré, creo que definitivamente la Fox caerá en quiebra). Me alegro.

Un apunte final: Dragon Ball Evolution está considerada como una de las peores películas de la historia del cine (queda a la altura de Spice World y Super Mario Bros), mal vamos.

Street Fighter, la última batalla.


Pues ojalá esto hubiera sucedido para no tener que sufrir de nuevo el martirio de su segunda parte. Esta superproducción americana está protagonizada por Ryu (¡ah no! que éste es japonés) pues nada, entonces por Guile y Cammy que son americanos.
De este modo, la historia gira en torno a nuestros protagonistas, miembros de las fuerzas armadas, los cuales, deberán combatir las fuerzas del mal lideradas por el actor de musicales, escuálido y ojeroso….Sr Adams ¡ah no! Perdónenme, M.Bison.

En el filme, cada cinco o diez minutos, sucedíanse personajes por doquier (puesto que salir, salían todos, eso sí, la afinidad y personalidad de cada uno de ellos era nula). Un guión malísimo, unas caracterizaciones más propias del programa Humor Amarillo ¿Os acordáis de Blanka? ¿Habéis intentado olvidarlo verdad? Un hombre tintado de verde con peluca naranja (no pondré las imágenes para no herir la sensibilidad de nadie, que luego no digan que no nos preocupamos por nuestros lectores) y sólo un efecto especial (el Hadoken) que consistió en un movimiento de manos y un flash de cámara de fotos, hacen de ésta, una película de serie B en toda regla.

Otro apunte: Meses más tarde del estreno de la película, el actor Raúl Julia (M.Bison) murió repentinamente por una enfermedad de corazón. No nos extrañaría que el visionado de tan lamentable película, pudiera haber acelerado su enfermedad. Bromas aparte, descanse en paz.

Super Mario Bros.


Tiene el “dudoso” honor de haberse convertido en la primera película basada en un videojuego.
El problema de dicha adaptación fue, sin duda alguna, la ardua tarea de llevar el mundo de Mario a un entorno real. Siempre he pensado que este tipo de juegos, se deben adaptar bajo un filme animado o realizado mediante ordenador.

La historia… bueno… digamos que salvable (no podemos pedir más cuando los videojuegos de Mario mantienen el mismo pobre y monótono guión desde hace más de veinte años). En un mundo paralelo repleto de reptiles, el rey Koopa secuestra a la princesa Daisy y sólo dos valientes fontaneros podrán salvar a ésta y sus habitantes de las garras del mal.
La caracterización de los protagonistas era buena: Mario y Luigi como los habíamos imaginado (el fontanero de verde no tenía bigote pero esto se hizo a propósito, para otorgarle el rol de hermano menor), Yoshi, como un pequeño dinosaurio amigable, por contra, el Rey Koopa era un tipo normal y corriente con un peinado extravagante (claro homenaje a nuestra Beth de Operación Triunfo), y los Goombas eran justo lo contrario a lo que conocíamos, tenían la cabeza pequeña y el cuerpo grande.

A pesar de las escasas reminiscencias del mundo de Nintendo, la película se dejó ver y obtuvo cierto éxito en taquilla. Eso sí, un gran dolor de muelas para los críticos.

Silent Hill.


Según expertos, la adaptación más fidedigna de un videojuego en pantalla grande por el momento. Lo cierto es que aunque en Silent Hill se ha cambiado al protagonista original (Harry Mason) por una mujer (Rose), esto se hizo para dotar a la película de una mayor tensión, a pesar de ello, el resto de personajes y criaturas están representados con gran fidelidad (echad un vistazo a Pyramid Head, se os pondrán los pelos de punta). ¡Mamááááááááááá!

El guión es idéntico al del primer juego: la hija de nuestra protagonista, sufre unas alucinaciones en donde siempre se presenta un misterioso pueblo llamado Silent Hill. Incapaz de resignarse al diagnóstico de los médicos que proponen internarla de forma permanente para su cuidado psiquiátrico, Rose huye con su hija hasta llegar al siniestro pueblo, el cual, se creía enterrado bajo cenizas.


Un guión muy trabajado que nos ayudará a despejar algunas incógnitas acaecidas a aquéllos que jugamos a la pequeña obra de PlayStation, unas actuaciones más que notables, un terror psicológico muy bien llevado, efectos especiales sobresalientes y un final NO-Made in Hollywood (para quitarse el sombrero) hacen de Silent Hill, un gran título del cine de terror. Esperemos que diversos productores y directores tomen nota de este buen trabajo, pues debería ser éste, el camino a seguir.

Tened una buena semana. Un placer.


Share/Bookmark

3 comentarios:

Bern dijo...

Gran análisis retrospectivo!!
Me he partido con las chistecillos que sacas!! Jajajaja

Espero pronto la siguiente parte, porque pelis malas hay un rato!!

Marcos dijo...

Eres un máquina, desde luego!

Soy uno de los más afectado por las pelis de RE, y el mal que han hecho a tantos seguidores de la Saga de videojuegos y novelas. Se cargan los personajes y la historia de una manera descomunal, además de ser malas y sólo valer los 5 primeros minutos.

La peli de Silent Hill se salva bastante, hacen una cagada de explicación de la historia, pero al menos la ambientación es muy buena, de hecho yo pienso que la primera media hora es muy buena..lo único, quitar a Harry, para poner a la tia esa..

La peli de Doom esta graciosa y entretenida, mención especial merece The Rock cuando dice sin traducir "Big Fucking Weapon" XD
Y ahí quería llegar, para hacer el moñas, lo mejor es coger estas pelis sin aparente argumento, y es que para mi, la mejor peli basada en un videojuego es Mortal Kombat. La primera, que las demás son pesnosas. Es simple y molona, plasma bien a los personajes.

Pero bueno..ante la duda, mejor que NUNCA hagan pelis de Metal Gear.

Marmota dijo...

Te ha dolido lo de Dragon Ball, ¿eh? No has podido resistir la tentación de incluirlo en esta lista. :P

En cuanto a este artículo, estoy de acuerdo en todo: todas esas versiones son deplorables, a excepción de Silent Hill, que es una gran adaptación pero tiene de malo que de terror tiene poco (inquietud si causa pero miedo...).

Por cierto, hablando de la peli de Street Fighter, le hice un videoanálisis en mi blog no hace mucho. Quizá quieras verlo para recordar los malos tiempos. ;)

http://estudiosdefrikis.blogspot.com/2009/02/critica-de-street-fighter-la-ultima.html

¡¡Saludos!!