lunes, 27 de octubre de 2008

Las rarezas de Wii Music.



Aquellos que sigáis la actualidad del mundo de los videojuegos sabréis que el bombazo de Nintendo para estas Navidades es Wii Music. Aquel simpático juego que empezó con un video de Miyamoto (padre de Mario, Zelda y la gran mayoría de los personajes famosos de Nintendo) con una batuta manejando una orquesta hace más de dos años, ha ido desarrollando su idea poco a poco convirtiendose en algo nuevo y original al más puro estilo Nintendo.

Olvidaros de aquellos juegos musicales que intentan ir de simuladores como la saga Guitar Hero o el nuevo Rock Band. Aquí lo que se intenta buscar es la improvisación, el ritmo y sobre todo la risa.
Habrá mas de 60 instrumentos diferentes, desde los más complejos como la batería que además podremos complementar con la ayuda del Wii Balance Board (la báscula con sensores que incluía el Wii Fit) para seguir el ritmo también con los pies, hasta los más "simples" como las castañuelas.

En Internet podemos encontrar muchos vídeos de gente jugándolo, pero en esta noticia queríamos enseñaros aquellos "instrumentos" que más nos han sorprendido:

EL CENCERRO




LA ANIMADORA




EL PERRO



Me imagino que a todos se os habrá quedado la misma cara pero creernos si os decimos que el día 14 de Noviembre en Europa, tendremos de nuevo en la calle un vende-consolas. Pronto todo se llenará de publicidad sobre el juego y todos conocerán la nueva locura venida del país del sol naciente para la consola Wii de Nintendo. ¿Os atreveréis a probarlo?


Share/Bookmark

1 comentarios:

El Rulo dijo...

Como no podría ser de otro modo, Nintendo da un paso más hacia lo casual. No contentos con provocar epicondilitis (o codo de tenista) al jugar al WiiSports o sacarse de la manga el "imprescindible" WiiMotion Plus, ahora tratan de sacar la "competencia" a los Guitar Hero y Rock Band de turno: el esperadísimo (sólo para algunos por suerte) MIDIMusic, estooo... WiiMusic (en qué estaría yo pensando)

La gran baza de Nintendo para estas próximas navidades es un título que, lejos de llegar a la calidad de Guitar Hero (ya quiesiera) se queda en un quiero y no puedo. Paso a resumir sus principales características:

-Tropecientos instrumentos para emular. Suena muy bien pero si incluimos como tales el ladrido de perro y la animadora, pues apaga y vámonos. No me imagino la orquesta filarmónica de Viena con perros y animadoras, menudo espectáculo... Faltan entre los instrumentos los pedos y los eructos para terminar de defenestrarlo. Centrándonos en el aspecto jugable, casi todos se usan de la misma manera: agita a lo loco los brazos y, aunque suene como el culo, consigues más puntos que siguiendo el ritmo.

-Los modos jugables. Puf, aquí sí que estamos apañados: entre el WiiMaestro (alias espanta-mosquitos) y Handbell Harmony (tolón-tolón) lo cierto es que sabe igual que el resto del conjunto: juego de niños. El tercer juego, Pitch Perfect, lo perdono porque no está mal y es lo único que plantea un poco de desafío en todo el paquete.

-El apartado sonoro. Esto son palabras mayores, aquí es donde MIDImusic se podría haber salvado de la quema pero sólo sirve para hundirlo más en la miseria. Empezando por la selección de canciones a cada cual peor: Do-Re-Mi, El reloj de mi abuelo, Sur le pont d'Avignon, de Saturce a Bilbao, la Bamba, la Cucaracha... No esperéis ninguna canción de este nuevo siglo. Esto por sí solo no estaría tan mal... pero para rematarlo está en formato MIDI (bueno, de hecho el MIDI suena incluso mejor que lo que han puesto). Ya hubo quejas en su momento por estar las canciones del Guitar Hero 3 en mono, así que ahora imagínate, un paso más allá... pero en la dirección opuesta.

Resumiendo, MIDImusic es un juego ideal para ese primo de 6 o 7 años al que no sabes qué regalar. Si intentas regalárselo a alguien mayor, seguro que te lo acaba haciendo tragar. No por el hecho de que no plantee ningún desafío, ni de que sirva para hacer el moñas con tus colegas cuando vas con unos petas de más, ni siquiera por tener una "fantástica" selección de incunables de la música del siglo pasado (si a esos MIDIs se les puede llamar música, claro está). Es por la suma de TODO esto lo que hace de MIDImusic un juego (por llamarlo de alguna manera) que incluso supera a Wiisports a la hora de tardar en acumular polvo en la estantería. Se recomienda apartarse de él como la peste... o_O