domingo, 14 de septiembre de 2008

Análisis: Dinosaur King - Nintendo DS.


A veces uno llega a las estanterías de una tienda, y ya sean películas, juegos, o libros que si el título es malo, a veces no apetece ni comprarlo. Eso me pasó con Dinosaur King, un juego que si lo tendríamos que juzgar por su título, le tendríamos que dar un suspenso como la copa de un pino. Menos mal que el interior esconde otra esencia.

Sega, una de las compañías más ancestrales del sector, nos hace llegar este software que a primera vista, no atrae lo más mínimo. De hecho, antes de abrir el juego, miro la parte posterior para ver de qué tinta está hecho el juego y la verdad es que el atractivo parece escaso…

Las imágenes de la carátula posterior parecen sacadas de Primal Rage, un juego que salio hace unos años en las consolas de 16bits. Pensé… “buf, ¿Un juego de lucha para Nintendo DS?”

Las ganas de probarlo se me estaban quitando, pero por otra parte tenía curiosidad de ver como una compañía como Sega se hubiese dignado a ofrecernos probar este juego. Tras unos pantallazas con los logotipos del juego, sorpresa. Un juego en 2D, vista aérea, y muchos diálogos.

¿Os recuerda a algo esa descripción? Un Rol Playing Game en toda regla señores. Así es, encarnaremos a uno de los dos personajes principales: Max o Rex y empezaremos nuestra aventura a lo largo de 7 largos e interesantes capítulos.

Pero me diréis: “el juego se llama Dinosaur King, ¿Qué tiene que ver eso con el juego?” Pues muy fácil, se trata de un juego al más puro estilo Pokemon, un juego en el que uno de los dos chicos anteriores armados de un “Captasaurio”, podrán manipular y dar órdenes a sus monstruos prehistóricos para que den cera a los malvamos Dr. Z y sus secuaces del Gang Alfa. Estos últimos se han hecho con un “Captasaurio” y en sus malvados planes están el de controlar el mundo entero.

Una historia sencilla, de trama clásica, pero con unos toques distintivos aunque no podemos negar la bestial influencia de los Pokemon. Ahora bien, la fórmula está seguida a la perfección y el resultado, aunque no lo parezca, es más llamativo que el de archiconocido juego de Nintendo.

Gráficamente el juego pinta muy bien, es colorido y bastante atractivo durante las fases en vista aérea mientras nos desplazamos por el mapa, pero lo más interesante llega cuando realizamos un combate. De repente, la visualización en nuestra pantalla superior cambia a una excelente 3D donde veremos a nuestros dinosaurios pelear por ser el ganador del combate.

En ese aspecto el acabado es espectacular y muestra bastante potencial de Nintendo DS. Las animaciones en las fases 2D son algo flojas, y en 3D la cosa cambia; eso si, no esperéis millones de movimientos distintos, nuestros luchadores tienen sus acciones contadas ya que el sistema de combate es peculiar.

Repetitivo a veces por su mecánica, el sistema en las fases de lucha es un clásico juego de Piedra, Papel o Tijera. Ya sabéis, el Papel gana a la Piedra, la Piedra gana a la Tijera y la Tijera destruye el Papel. Sobre esa mecánica, aparentemente aleatoria y en lo que no daría ningún aliciente al combate ya que serían absolutamente aleatorios, se nos darán unas pistas para que podamos orientas mejor nuestro golpe ganador. Por ejemplo, los personajes contrincantes soltarán frases como: “No volveré a usar el movimiento anterior”, y ahí es donde haciendo prueba de lógica, tendremos que saber que en función del movimiento que hemos realizado, cual haría el enemigo para ganarnos. Parece complicado, pero una vez cogido el truco os aseguro que engancha mucho.

Además, a lo largo del juego iremos descubriendo nuevos movimientos lo que nos ayudará a variar y organizar mejores tácticas contra nuestros enemigos.

El apartado sonoro es quizás uno de los más flojos del juego ya que las músicas son algo repetitivas, ahora bien, no nos molestarán mucho y nos permitirán jugar muy a gusto a lo largo de toda la aventura. Lo único es que a veces la música de los combates se nos quedará en la cabeza, una sensación que seguro os ha pasado con más de un juego de este estilo… (No miro a nadie, pero los Final Fantasy, Pokemon, y demás tienen este pequeño fallo).

No quiero dejar de comentar que el juego tiene conectividad para varios jugadores y la posibilidad de conectarse a la CWF de Nintendo para permitirnos luchar contra cualquier otro usuario del mundo. Un detalle a tener en cuenta y que le suma puntos a la jugabilidad general del juego.

Largo, entretenido, traducido, diferente, atractivo visualmente, ¿Qué le falta a este juego para triunfar? Un potencial de Marketing que no tiene. Y es que por desgracia este mundo hoy en día es así: Pokemon y Digimon tienen fuerza para acaparar las mejores plazas de las estanterías. Con un nombre como Dinosaur King, lo más seguro es que pase muy rápido por las mentes de los jugadores. Un nombre como “Pokesaurus” o “Dinomon”, le hubiese ayudado mucho más a que el público al que está enfocado le hiciese algo más de caso.

Si os gusta este tipo de juego os recomiendo que no lo dejéis pasar. Dinosaur King tiene madera para gustar, enganchar y sorprender. Voy a encender mi DS y a capturar algún fósil más…
NOTA FINAL:

7,8/10


Share/Bookmark

0 comentarios: