sábado, 6 de septiembre de 2008

Análisis: Command and Conquer: La ira de Kane - Xbox 360.


Kane, GDI, NOD y demás palabros raros vuelven a nuestra Xbox 360 con un juego made in Electronic Arts que promete ser un avance dentro de los juegos de estrategia. ¿Se convertirá tan fácilmente en juego culto de este género? ¿Conseguirá mejorar lo que se hizo el año pasado con Tiberium Wars? Esas preguntas y mucho más es lo que iremos desvelando poco a poco en nuestro análisis.

Cuando hace unos días os hablaba de verano poco “video lúdico”, sobre todo me refería a este tipo de juegos… por desgracia, y para quitarle misterio al artículo, Command and Conquer: La ira de Kane no aporta gran cosa al género.

La historia es más de lo mismo, nuestro amigo Kane está muy enfadado y tendremos que ponernos a sus órdenes para acabar con los GDI. Dicho así suena sencillo, pero por supuesto tendremos muchísimos retos a los que enfrentarnos hasta llegar al final del juego. La ambientación sigue siendo excelente ya que el juego dispone de unos video grabados por actores hollywoodienses que sinceramente quitan el hipo. Pero… escuchen… ¿Qué ha pasado? ¿Mi consola está reseteada y tiene el idioma por defecto inglés?

NO. Tiberium Wars no debió cosechar la expectativa esperada, así que para Command and Conquer: La ira de Kane nos tendremos que olvidar del excelente doblaje que tuvo su capítulo anterior. Bueno… nos enteraremos menos de la historia, pero eso no es un problema con los subtítulos ya que personalmente prefiero escuchar las voces en versión original… a ver… donde se ponen los subtítulos… ¡NO HAY POSIBILIDAD DE PONERLOS! ¿Pero que ha pasado aquí? Ni menús en castellano, ni opciones ni subtítulos, ¿Qué ha pasado os preguntaréis?

Recortes, recortes y más recortes. Tuve que volver a meter en la consola Command and Conquer: Tiberium Wars, para recordar que realmente el juego venía en castellano, y SI que venía… este NADA. ¡Una lástima!

Por lo demás poca novedad, y ahí es donde más me hierve la sangre: ¿me podéis explicar por qué un juego que llega un año después que su predecesor apenas tiene novedades (solo algunas unidades), sus gráficos son de calidad similar, y no aporta nada más? Difícil de entender, pero una vez más, no han querido arriesgar.

Ahora bien, ¿todo es malo en Command and Conquer: La ira de Kane? ¡Para nada! No nos engañemos, a pesar de tener unos gráficos con aires de “déjà vu”, un sonido de calidad pero totalmente en inglés, y una dificultad progresiva que gustará a los amantes del género, han incluido una novedad que si aporta ciertas ventajas y es el nuevo control denominado “CommandStick”. Como su nombre indica, podremos seleccionar con el stick derecho las distintas unidades. La verdad es que es bastante más cómodo de cómo se hacía antes, pero una novedad así no justifican 70€ de juego.

Si teníais unas ganas locas de volver a probar un Command and Conquer, La ira de Kane os podrá gustar bastante. Ya os advierto que no es compatible con ningún ratón y eso le quita bastante gracia al asunto, pero un tutorial nos ayudará a combatir al enemigo. Ahora bien, la desaparición del doblaje, la inexistencia de subtítulos, la traducción desaparecida de los textos por pantalla, y la falta de novedad hacen que tengamos que pensarnos mucho la compra de este juego. Si queréis iniciaros en el género, hacedlo con Command and Conquer: Tiberium Wars, y una vez cogido el truco, podréis aventuraros con este…
NOTA FINAL:

4,9/10


Share/Bookmark

0 comentarios: