sábado, 19 de abril de 2008

Análisis: Gran Turismo 5 Prologue - PlayStation 3.


Gran Turismo 5 es un juego que la gran mayoría de vosotros está esperando con ansia. Sony, como hace habitualmente desde el capítulo 3 de la saga, lanza una “demo-juego” a precio relativamente reducido, que nos mostrará lo que se conseguirá en la versión final del juego. ¿Un juego completo o un sacacuartos como en cada secuela?

La verdad es que la segunda opción es la que más papeletas ganas cuando hablamos de la versión Prologue de un Gran Turismo. Capado hasta la saciedad donde apenas podremos elegir entre unos 70 vehículos (que no son pocos ciertamente, pero escasos frente a los 300 o 400 de la versión final), donde el modo simulación es inexistente, y donde apenas podremos elegir carreras en las que correr, uno se pregunta si realmente le han engañado por los 40€ que cuesta el juego.

Nosotros como Europeos podemos estar contentos porque la versión japonesa apenas tenía más de la mitad de los coches en su lanzamiento hace unos meses. Lo que no podemos negar es la preciosidad visual a la que nos enfrentamos con este juego.

Al introducir el juego en la consola, se nos pedirá instalar el juego.
- ¿Cómo has dicho Bern?
- Sí, instalar el juego.
- Pero en la versión PC, no?
- Ehm… no. GT5 Prologue solo ha salido y saldrá para PlayStation 3.

Sí… no os sorprendáis… para acelerar los infinitos tiempos de carga, GT5 Prologue es otro de los juegos que necesita una instalación previa (y tremendamente lenta) en nuestra consola. En estos momentos es cuando uno se pregunta por qué han bajado la capacidad a 40GB…

Tras media hora (y no estoy exagerando) de reloj viendo como una barra se va moviendo poco a poco, el juego nos pedirá descargar actualizaciones, y demás. Total que si tenías prisa para probarlo, mejor déjalo para otro momento, porque te puedes aburrir frente a tu consola.

Después de haber hecho la comida, fregado los platos, pasado el polvo y aspirado en la habitación, una preciosa intro (increíblemente más conseguida que la versión japonesa) se muestra ante nuestros ojos. Maravillados ante tanto Ferrari, movimiento en los boxes, sonido de motor, solo pensaremos en una cosa… ¡Que ganas de probarlo!

Un menú recreado a la perfección con conectividad online para ver donde hay jugadores echando partidas, nos mostrará las opciones del juego. Aquí es donde nos llevaremos las manos a la cabeza al ver que no tenemos tantas…

¿Lo primero que querías era probar un Ferrari o un coche rápido? Empezamos mal… GT es así se empieza por poco y se conseguirá mucho. Eso sí, la facilidad de ganar dinero nos hará adquirir rápidamente un coche más decente, tipo Z4.

Gráficos:

Fantásticos. GT5 Prologue posee una calidad gráfica digna de mención. Los decorados son sublimes, los coches recreados al milímetro (la intro está hecha con el motor del juego), la física de los vehículos excelente, pero como viene siendo habitual: ni hay choques, ni hay abolladuras, ni hay nada raro. Por qué me diréis vosotros… existe la leyenda urbana que comenta que efectivamente, algunas marcas no quieren ver sus coches dañados, etc. ¿Qué ocurre entonces en Forza 2? ¿A Microsoft si la dan derechos para romper coches?
Como siempre algo sorprendente que, si os soy sincero, le quita toda la gracia al juego.



Sonido:

Bestial, en este apartado si que no tenemos reproche. Las músicas son buenas y los motores de los coches rugen de forma espectacular.

Jugabilidad:

La física general de los coches es perfecta. Suele faltar cierta sensación de velocidad. Eso sí, han añadido una nueva cámara interna que aporta muchísimo realismo y que amplía la jugabilidad ya que es una forma nueva de visionar el juego. Eso sí, no podremos observar alrededor tal y como pasa en Forza 2.

Eso sí, la novedad más destacable es que los 6 coches en carrera se han multiplicado a 16. Un punto que le hace mucho favor al juego.

Modos de Juego:

Para ser un juego de coches, son un poco escasos, aún así algunos juegos quisieran tener estos… las misiones se irán pasando poco a poco, aunque el auténtico reto consiste en adquirir el oro en todas las categorías. Esta es una tarea más difícil. El modo online es bueno aunque a veces sufre ciertas ralentizaciones. Es lo que le da más vida al juego y consigue ampliar las fronteras del juego.

Conclusión:

Si no te puedes esperar a octubre, hazte con él, te quitarás el gusanillo, y disfrutarás mucho de él. Si tienes una Xbox 360, Forza 2 es quizás menos bonito visualmente hablando, pero tiene infinidad de modos y más variedad en su planteamiento.

GT5 Prologue no es un juego imprescindible (cosa que espero sí será su versión final GT5), y que sólo se hace interesante a los amantes de la velocidad que quieran visualizar un juego bonito, jugable, que no aporta casi novedades pero que está a un precio bastante reducido… Una “demo-juego” de gran calidad de la que esperamos una mejor versión final en otoño.
NOTA FINAL:

6,8/10


Share/Bookmark

1 comentarios:

Guille! dijo...

La verdad es que no me entusiasman demasiado los coches, pero si tengo muchas expectativas acerca de este título.
Si en el próximo GT5, introducen los daños en coches e introducen ciudades españolas (Madrid y Barcelona) pues no sé..tal vez me lo pille...