miércoles, 13 de febrero de 2008

Análisis: Castlevania: Dracula X Chronicles - PSP.


Mañana, para el día de los enamorados, nos llegará por parte de Konami el último Castlevania. Un juego que muchos de vosotros estabais esperando con ansia, y que desde hace unos días hemos podido probar en la redacción. Señoras y señores estamos hablando de Castlevania: Drácula X Chronicles.

En efecto, los amantes de esta saga sabrán perfectamente de que trata este juego ya que no es ni más ni menos que un remake de Castlevania Rondo of Blood con unos gráficos puestos al orden del día y sacando el máximo provecho de las capacidades de la portátil de Sony. Por si fuese poco, conforme vayamos avanzando obtendremos otros “regalitos”, como Symphony of the Night, o modos extras.

La verdad es que preferiría no entrar en detalle en cuanto a la historia se refiere. Aquellos que conozcan la saga no se verán perdidos dado que la saga de los Belmond vuelve a la caza del vampiro. Entre medias, una “historia de faldas” hará que tengamos que empuñar el látigo y cargarnos a las decenas de hordas de enemigos que aparezcan por pantalla.



Para tratar de desvelar el misterio lo antes posible, no estamos ante el mejor Castlevania. No esperéis de este remake un fabuloso juego como Dawn of Sorrow. El juego es muy plano: no podremos cambiar de arma (solo el arma segundaría), y lo de ir evolucionando, ni se os pase por la cabeza. El juego es un “avanza y mata lo que te encuentres por el camino”.

Esta mecánica, excelente para el momento en el que se lazó, cautivaría a más de uno, pero hoy en día los juegos de este tipo piden algo más. Menos mal, que tras pasarnos las fases (con una dificultad bastante elevada), conseguiremos nuevos retos y juegos. Esto alarga la vida del software muchísimo y hará que tengamos que cargar más de una vez las baterías de nuestra PSP.

Gráficos:

Técnicamente el juego es bellísimo. Se emplea una 3D muy limpia pero con un Scroll bidimensional. Doy una mención especial a los enemigos que son bárbaros y son lo más destacable a nivel gráfico tanto por tamaño como por animación y modelado.



No obstante, los movimientos de nuestro héroe son algo sosos y “robóticos” algo que no pega especialmente y que no le hace especialmente ágil como ocurría con los últimos juegos de la saga, aún así, se deja jugar y nos acostumbraremos rápido a esa forma de movimiento.

Sonido:


La PSP da lo mejor de si mismo. Las melodías buenísimas y los latigazos sonarán a diestro y siniestro. Muy bueno.

Jugabilidad:


La sencillez del control es una delicia. Sólo el pequeño inconveniente de tener que pulsar el botón “arriba” o “abajo” a la hora de subir o bajar por las escaleras entorpece un poco nuestra marcha. Por lo demás un diez.

Los enemigos no son especialmente inteligentes pero la rapidez con la que se mueven y sobre todo la complejidad de los enemigos de final de fase nos hará repetir una y otra vez el nivel. Eso sí, en este Castlevania tendréis 5 intentos para hacerlo… al quinto podéis volver a empezar el nivel desde cero.

Modos de juegos:


Muchísimos. Modo historia, modo contrarreloj, modo “jefes finales”, modo Symphony of the Night, etc. Descubrirlos todos es un todo un reto. Perfecto en cuanto a diversión.

Conclusión:


Si os gusta Castlevania, haceos con el. Rondo of Blood no es ni de lejos el mejor Castlevania que podréis jugar, pero tras pasaros parte del juego… desbloquearéis Castlevania Symphony of the Night. Un juegazo que si no lo habéis probado compensa dejarse 50€ en esta joya.

Si a vuestra pareja le gusta Castlevania, creo que para mañana Konami ha sacado el regalo perfecto…
NOTA FINAL:

8,8/10


Share/Bookmark

0 comentarios: