martes, 13 de noviembre de 2007

Análisis: Boogie - Wii.


Los juegos como SingStar en los que se tiene que cantar han sido todo un éxito para la consola de Sony. Los de bailar, al más puro estilo Dance Dance Revolution, han arrasado tanto en las recreativas como en los hogares españoles. ¿Qué ocurriría si juntásemos los dos? Pues que tendríamos al nuevo bebé de Electronic Arts: Boogie.

Boogie es un juego que llegó hace ya unos meses para la consola Wii de Nintendo. Con ello, quisieron dar a un género aún poco explotado para esta consola el sitio que se merece.

Al meter el disco de Boogie en la consola, veremos que una simpático inicio se abre ante nosotros. Nada más empezar podremos elegir entre varios personajes, equiparles y variar un poco su indumentaria, y por fin empezar a bailar y cantar, que son las principales actividades del juego.

Al seleccionar un modo de juego, veremos empezaremos a disfrutar de un título que está entre la sombra y el sol con unos apartados conseguidos y otros que pecan de cierta rareza…

Gráficos:

El nivel gráfico es muy interesante. Nuestros personajes están muy bien diseñados y no sufren ningún tipo de bug no deseado. Se mueven bien y sus acciones son variadas siempre y cuando sepamos manejarlas.



En cuanto a los escenarios, podemos decir que son bastante profundo aunque no excesivamente elaborados pero son más que suficientes para lograr sumergirnos en el curioso mundo de Boogie.

Sonido:


Aquí es donde realmente el juego tiene fuerza. Las canciones suenan todas perfectamente y tienen una calidad ejemplar dado que se trata de canciones reales que se han sacado directamente de los discos de los distintos artistas, ahora bien, no esperéis como en un SingStar, canciones en español. En Boogie todo está en inglés. Un pequño lastre debido a que por mucho que nos empeñemos, conoceremos algunas canciones en el mejor de los casos, pero jamás lo suficiente como sabérselas de memoria si no somos anglo-parlantes.

Jugabilidad:

La jugabilidad es algo “rara”. Lo primero de todo es diferenciar las dos partes distintas que posee el juego y que irán alternándose en el modo historia.

En el momento de cantar, tendremos que empuñar el micrófono de Logitech que viene en la caja de Boogie y enchufarlo al USB de la consola. Ahí, tal y como si de un SingStar se tratase tendremos que cantar (o tararear) la canción con la entonación correcta para lograr llegar al final. La verdad es que la dificultad de estas fases es muy escasa y sorprende ver que conseguimos realizar los distintos combos con una facilidad asombrosa.

El otro modo es el de bailar. Aquí no nos tenemos que imagina una alfombra con botones tal y como ocurre el DDR de Konami, sino que armados de nuestro WiiMote tendremos que tratarlo como una batuta y seguir el tempo. Algo francamente extraño.

Si lo hacemos bien, nuestro bailarín realizará una sería de pasos de baile muy básicos. Ahí es donde surge el nunchuck ya que gracias a el controlaremos las extremidades del personaje. Un control muy curioso con el que al cabo de un rato disfrutaremos pero que sinceramente resulta algo sorprendente y distinto.

Modos de juego:

En Boogie no tenemos millones de modos de juego. En el podremos Bailar y Cantar. Según vayamos adquiriendo puntos, podremos desbloquear las distintas canciones y bailar sobre distintos tempos, algunos más rápidos, otros más lentos y nos resultará más o menos complicado seguir el ritmo según el oído que tengamos y el manejo del Wiimote…

Conclusión:

¿Merece realmente hacer con Boogie? Cómo juego “atrae-personas” lo ha conseguido con creces. En las tiendas he visto a muchas chicas acercándose al juego y preguntándose que tal sería. Sinceramente el juego no es malo, pero no llega a ser un SingStar, ni llega a ser un juego de baile. Un hibrido que no está mal del todo pero que tiene un “algo” que no le hace especialmente atractivo… Esperemos que una segunda corrija los fallos de esta…

Ni siquiera las gafas 3D que nos meten en el juego consiguen hacer que se disfrute más del juego ya que estas sólo pueden usarse en las repeticiones de los videos... ¡Una lástima!
NOTA FINAL:

6,1/10


Share/Bookmark

1 comentarios:

Anónimo dijo...

De 68 canciones, sólo 3 en español. El karaoke, la letra de la canción va saliendo por sílabas y no hay quien se entere de nada, mucho menos en inglés y sin saberte la canción, que la mitad no las conoce ni el cantante.

Luego dicen que no a la piratería..., me tenían que haber pagado por llevarme ésta basura y no haber pagado yo los 60€ que me han cascao por el juego.

PD: Encima el micro es una mierda.