miércoles, 10 de octubre de 2007

Análisis: Warriors Orochi - Xbox 360.


Si os hablamos de Warriors Orochi, quizás no os suene para nada. Para aquellos que ya lo han visto en las tiendas, Warriors Orochi no es más que una secuela especial de Dynasty Warriors, saga que cautivó y enamoró hace unos años.

Los que conozcan esa antigua saga ya sabrán de que trata el juego. Warriors Orochi es un juego de acción puro y duro donde tendremos que machacar los botones una y otra vez para poder llegar al final de la fase. Por supuesto, realizando una serie de combinaciones de botones, podremos hacer combos y magias especiales. Warriors Orochi es más de lo mismo un juego en el que pensar el lo ultimo que podremos hacer…

Gráficos:

Estamos ante un juego que muestra muchísimos personajes por pantalla. Es cierto que apenas se diferencian los unos de los otros, pero todos se mueven de forma fluida y a veces es sorprendente ver como una máquina como Xbox 360 puede manejar tantos personajes. Eso si, si lo comparamos con la versión de PS2 ya nos quedaremos menos entusiasmados, ya que lo único que diferencia a las dos versiones es la calidad final de sus personajes a nivel visual.

Los decorados sufren bastantes efectos de difuminado para no mostrar más allá de ciertos limites, una lastima ya que a veces empaña la jugabilidad final del juego. Nada que decir en el modo de dos jugadores salvo que lo que a solas ocurría, a dobles no nos lo podemos ni imaginar… ¡Una lástima!

Sonido:

El sonido cumple, unas melodías adecuadas bañan el juego en un ambiente feudal japonés que nos sumerge de lleno en la acción. Ahora bien, las voces y efectos de sonidos de sonido son algo repetitivos. Algo que no se puede solucionar dada la mecánica del juego.



Jugabilidad:


La forma de jugar a Warriors Orochi es muy fácil. Sólo tendremos que pulsar los botones hasta acabar con todos los enemigos de la pantalla. Hay 3 tipos de ataques y combinándolos podremos realizar distintas acciones. Lo mismo ocurre con una barra de energía que una vez cargada a tope nos permitirá realizar un “super-combo” y acabar con todos los personajes de la pantalla. Una mecánica algo aburrida y que suele cansar tras 30 minutos de juego.

Eso sí, la gran diferencia con sus antecesores en que en Warriors Orochi podremos intercambiar a los personajes que entrarán en combate. Tendremos hasta 3 podremos alternar entre uno y otro con tan solo pulsar un botón. Una lastima que no aparezcan los 3 a ala vez en pantalla… Por supuesto antes de cada combate podremos equiparles con los objetos que hayamos encontrado durante la fase previa y de esta forma llegar al final con un nivel de experiencia mucho mayor.

Ese pequeño toque de RPG le aporta ese algo que hace que Warriors Orochi parezca más interesante. Aún así las dosis de acción acaparan el 99% del juego y apenas tendremos tiempo para pensar en otras cosas salvo en las transiciones entre fase y fase.

La inteligencia artificial del juego es muy básica aunque a veces si resulte difícil acabar con todos, sobre todo cuando nos rodee un enemigo…

Modos de juego:


Ahí va uno de los problemas de Warriors Orochi. Sólo se dispone de 2 modos de juego: el modo campaña en el que iremos fase por fase eliminando enemigos a base de machacar botones, y el modo de dos jugadores que consiste en lo mismo pero con la pantalla partida.

La inexistencia de un modo por Xbox Live le quita muchísimos puntos a un juego que podría haberse exprimido mucho más dadas las capacidades de la consola.

Conclusión:

Warriors Orochi no es un mal juego siempre y cuando te gusten los “machaca-botones”. Ahora bien, si lo tuyo es la aventura, con puzzles y cambios durante el juego, olvídate de este juego. Warriors Orochi es solo apto para aquellos a los que le guste la acción más frenética o seguidores de la saga Dynasty Warriors.
NOTA FINAL:

6,2/10


Share/Bookmark

1 comentarios:

Anónimo dijo...

esta bueno el juego