jueves, 12 de enero de 2012

Análisis Tekken Hybrid


Los juegos de lucha, esa genialidad nacida de la simple idea de dos tíos dándose palos, son hoy protagonistas de este humilde artículo. Analizamos Tekken Hybrid, una exclusividad de PlayStation 3 que sin lugar a dudas hará las delicias de los aficionados al género.


En mi caso puede que el primer juego de lucha que recuerdo haber jugado sea "The Way of Exploding Fist" para mi adorado Amstrad CPC128. Su belleza radica en su sencillez: Dos karatekas, uno frente a otro, un templo budista de fondo y ya. El round lo ganaba quien daba el primer golpe y el combate era al mejor de tres. ¿Os suena? Un concepto indiscutiblemente cautivador que me ganó desde el minuto uno.


La patada baja como llave de la victoria es un tema que de por sí da para otro artículo .

Tekken Hybrid se nos presenta como un compendio de material del universo Tekken dividido en tres partes:

Por un lado la película CGI Tekken Blood Vengeance, un punto de transfondo más para nuestros personajes favoritos, que encontrarán en el juego trajes especiales basados en ella.
Con un acabado brillante y una animación que siendo espectacular en algunos momentos no pasa de correcta en otros es un film entretenido si uno pasa la barrera del lenguaje, pues viene doblada en Japonés y subtitulada en Inglés.


En segundo lugar nos ofrece Tekken Tag Tournament HD. Una reedición del original de PS2 ,eso si, en Alta Definición y con los trajes exclusivos antes mencionados.
Este juego ya en su día era una actualización del Tekken 3, para mi el mejor juego de la saga por su velocidad y dinamismo, pero añadía los personajes de Tekken 2 que se habían quedado fuera y además nos permitía crear equipos de dos luchadores que se podían cambiar en cualquier momento durante el combate, siempre y cuando no estuviéramos cobrando. Esto le otorga un factor estratégico muy grande al juego ya que en cuanto uno de nuestros dos luchadores de con su culo en la lona, perdemos el round automáticamente aunque el otro tenga la salud a tope.Un aliciente muy emocionante para jugar a dobles.

Gráficamente el juego cumple, pero no pasa de correcto. Se ha suavizado a los personajes para el HD pero las texturas, sobre todo en las ropas quedan un poco pobres para los tiempos que corren. Las animaciones son soberbias, pero exactamente las mismas que en Tekken3.
El sonido Fx es contundente y familiar, perfectamente sincronizado con la acción en pantalla.
La música no es especialemente evocadora y ese es uno de los inexplicables grandes fallos de la franquicia. Mientras Soul Calibur (Brave Sword, Braver Soul) o Street Fighter II (Escenario Guile) han dado lugar a melodías que trascienden la propia frontera del videojuego haciéndose un hueco en nuestros corazones, la música de este Tekken y en general cuantos he jugado no me dice nada. La suelo quitar.

Pero si en algo destaca este Tekken Tag es en la jugabilidad y la diversión. En ese sentido le doy un 10. Es innovador porque no hay otro Tekken en PS3 que de tanto juego, tantas posibilidades y combinaciones. Esto es un arcade de lucha 100% señoras y señores. Tan simple o tan complicado como queramos que sea dependidendo si nuestro estilo es aporrear el mando o estudiar durante horas los movimientos y combos personaje por personaje. Es rápido , es implacable y responde instantáneamente al control pad, les dará horas de diversión. Palabra de jugón.
En último lugar Tekken Hybrid nos ofrece una demo de Tekken Tag 2, que vendría a traer la modernización gráfica que echamos de menos en esta entrega y algún personaje extra. En esta demo tenemos disponibles sólamente cuatro personajes y ninguno de ellos tiene carisma, asi que no la he disfrutado demasiado. Habrá que esperar a su lanzamiento para ver qué tal está la versión definitiva.

Nota Final : 7´5


Share/Bookmark

0 comentarios: