jueves, 17 de noviembre de 2011

¡¡Volando Volando Siempre Arriba!!


Antes de empezar este post quiero dejar claro que para mí Dragon Ball es religión. Ninguna serie ha marcado tanto mi infancia y adolescencia hasta el punto de que en los últimos años de colegio inventé un juego de rol basado en ella para jugar con mis compañeros de clase. Eran tiempos en los que no existía la actual avalancha de merchandise y productos relacionados con ella o eran de importación. Los tiempos de los cromos y los tazos. Dicho esto y dejando clara mi naturaleza super fan para con los Saiyajins no os extrañe que para ella sólo tenga bellas palabras.

Y es que Dragon Ball es una épica y maravillosa historia sobre la bondad y la verdadera amistad, valores que ya no se ven demasiado en televisión. Todo en ella es una verdadera metáfora sobre la lucha del bien contra el mal bordada con hilo de oro. Sus personajes son estereotipos muy marcados, pero la hacen funcionar como un reloj suizo. Así nos encontramos con que Goku, un guerrero del espacio enviado a la tierra siendo un bebé con el objetivo de someter a sus habitantes, acaba siendo su más ferviente defensor, gracias al amor de su abuelo que lo entrena en las artes marciales y lo educa como un ser humano. Goku lucha contra distintos enemigos de la humanidad o representaciones del mal a lo largo de su vida, éste curiosamente toma la forma del totalitarismo militar en su primera etapa, el ejército de la Red Ribbon. Más adelante se enfrenta a Piccolo, el diablo o sea la propia esencia del mal y por último defiende el planeta de la amenaza alienígena de Freezer, otro representante del fascismo totalitario, esta vez a una escala espacial. Las bolas mágicas eran lo de menos, lo cual queda claro cuando Mutenrhosi le pide al dragón unas braguitas y este ni corto ni perezoso le concede su deseo.


A lo largo del camino Goku jamás quita la vida de un modo deliberado, es más, trata de salvársela en el último momento incluso a Freezer quien para mí es el peor villano de toda la serie quedando así patente su infinito perdón. Él siempre intenta que sus enemigos encuentren la bondad que hay en el corazón de todo ser vivo y se enmienden. Sería una serie algo violenta, pero desde luego no cabía en ella un mensaje más pacifista. Su protagonista es mesíanico a más no poder, enviado a la tierra por un poder superior, entrega su vida una y otra vez para salvar a la humanidad y vuelve de la muerte.

La filosofía que transmite para mi está llena de verdaderos ejemplos de solidaridad, compañerismo y empatía. Verdadera calidad frente a la obstrucción mental y capitalista que proyectan series posteriores como Pokémon: Hazte con todos. Menuda basura.


Y tras esta pequeña introducción os comento la noticia que hoy nos ocupa : Dragon Ball Ultimate Tenkaichi ya está a la venta para PlayStation 3 y Xbox360.

Sobre los videojuegos basados en Dragon Ball tengo que decir que lo que más he echado siempre en falta en ellos es la ausencia de un modo historia a la altura de la serie, otras como Naruto si que han tenido muy buenos juegos donde se podía revivir el manga punto por punto y con unos graficazos increíbles, pero en este sentido los juegos de Goku siempre han dejado mucho que desear. Parece que en esta entrega sus creadores se han esmerado especialmente en este punto.

Otra cosa destacable es el nuevo diseño de los personajes directamente inspirados en la serie original y que ya no van a parecernos maniquíes despersonalizados, como en juego anterior a este.
Más características noticiosas, nuevo diseño del sistema de combate y escenarios destruíbles, en los que tiembla toda la pantalla cuando el incontenible poder de los Guerreros Z es desatado.
Y un modo de edición de personajes que abre nuestras posibilidades en el mundillo del juego online como nunca antes se había hecho. Habrá que echarse un vicio y ver qué tal está pero mis impresiones son muy buenas.

Podéis deleitaros en contemplar este tráiler de lanzamiento y juzgar por vosotros mismos las virtudes de este juego que desde luego es una apuesta segura para las navidades.



Como perlita final os dejo enlazado este tema que personalmente me toca la fibra sensible


Share/Bookmark

4 comentarios:

Bern dijo...

Buenísimo post Jess!
Madre mía lo del Rap de Dragon Ball! Es increíble!! Pero que invento es ese??? Gracias por esta aportación.

Y en cuanto al juego, la verdad que siempre he tenido ganas de probar este tipo de juegos pero nunca les he hincado el diente a los Dragon Ball... ¡tendré que probarlos!

PlayBox dijo...

Yo habia leído que las primeras críticas no habían sido muy favorables, y no sé si te habrás dejado guiar por elcorazón, jeje. Aunque yo también soy muy fan de la serie desde los 8 años. ¡Habrá que probarlo!
www.xplaybox.blogspot.com

Fran dijo...

Parece que perdieron el rumbo después de los Budokai de play 2, que estaban muy bien. Al escribir lo de juegos de Dragon Ball tipo aventura me viene a la mente una recreativa super antigua que era una especie de beat em up con toques plataformeros que era una pasada (hablo de por lo menos 18 años, porque recuerdo jugarla de bastante niño.)

El rap es genial!

Jess Barbieri dijo...

LLevo todo el día leyendo análisis y reseñas en otras páginas y parece ser que la jugabilidad ha quedado en segundo plano siendo el juego más espectacular que divertido. Una lástima ya que los fans de Dragon Ball nos merecemos el Juego Definitivo desde hace años. Tienes razón Fran desde el Budokai 3 de Ps2 parece que esta franquicia no levanta cabeza. Respecto a lo de la recreativa que comentas jugué bastante a la de Banpresto cuyos personajes sólo llegaban hasta la etapa de Freezer. La otra que mencionas llegaba hasta los androides y no teniendo tan buenos gráficos era mi favorita porque en ella se podía elegir a Goku Superguerrero.

EL rap este salió hace como 4 años y pegó muy fuerte en Youtube, a mi me da to´l subidón jeje