miércoles, 12 de octubre de 2011

Análisis: Samsung Series 8.


El análisis que vienes ahora es de uno de los componentes más importantes para poder jugar de la mejor forma posible a nuestros amados videojuegos. Samsung, una de las compañías más famosas en lo que a televisiones planas se refiere, ha lanzado la class 8000, un televisor LED de 55” con compatibilidad 3D.

A nivel de diseño, podemos deciros que se trata sin lugar a dudas de una de las televisiones más planas y mejor acabadas que hemos visto. Además, dispone de un marco muy fino que apenas sobresale de la pantalla. Los tonos grisáceos hacen que esta televisión vaya en casi cualquier salón.

Una de las particularidades más notorias, además de su excelente definición Full HD y el sistema Clear 800 Motion Rate que proporciona mayor nitidez a la imagen, es que es totalmente compatible con 3D. Para poder disfrutar de ello, tan sólo necesitaremos unas gafas 3D clásicas (las que habéis comprado en el cine os vendrán perfectas), y una distancia elevada entre nuestros ojos y la pantalla, ya que sino es efecto es molesto. No tendremos que comprar gafas especiales y toda la familia podrá disfrutar del efecto visual, que personalmente no me gusta, pero obligatorio para las televisiones actuales.

El sonido es claro y bien definido, y si queremos el máximo rendimiento sonoro podremos añadir el Cristal Surround AirTrack, una dispositivo de sonido 3D virtual que permite disfrutar de las películas de forma muy agradable. Ahora eso si, los puristas sabrán perfectamente que este tipo de sistema simulado, no tiene ni punto de comparación con un auténtico sonido 5.1 o 7.1.

Pero una de las cuestiones fundamentales es saber como se comportan nuestras consolas con este televisor. Por ello, hemos analizando a fondo cada una de ellas, y os podemos asegurar que los resultados son asombrosos.

PlayStation 3:
Lo más recomendable es enchufar nuestra PlayStation 3 con un cable HDMI, colocar la consola con la máxima resolución y disfrutar del espectáculo. Los juegos se ven perfectamente, y solo echo en falta la complejidad que supone disponer de 3D en la consola siempre y cuando usemos más de un dispositivo (como un amplificador Dolby Sourround) a la consola. La nitidez es espectacular, y si os invito a comprar un BluRay para que veáis de lo que es capaz la consola de Sony con estas películas en alta definición.

Xbox 360:
Una delicia visual siempre y cuando se conecte a 1080p con un cable HDMI. Si tienes una consola primera edición, lo mejor es que la enchufes por VGA, pero tardarás un poco más en encontrar la resolución optima, además con este cable aparece una pequeña niebla blanquecina, no molesta, pero si se ve menos nítido que el HDMI. Probado con Gear of War 3, os podemos asegurar que la experiencia es bárbara, y que sin lugar a dudas queremos acabarnos ya el juego para disfrutar al 100% de la mejor calidad visual probada hasta entonces.

Wii:
La moda de eliminar el cable por componentes no es algo que le guste a Samsung, y si bien es cierto que no parece haber entrada por componentes en esta finísima televisión, lo cierto es que han sacado un adaptador que podremos enchufar para disfrutar de esta consola en su mejor resolución posible. Eso si… debido al tamaño de la pantalla, lo mejor será colocarle a cierta distancia, no solo para evitar darle golpes con el WiiMote, sino para evitar ver unos píxeles de un tamaño importante. Eso si, comparado con otras televisiones sin esta entrada, os aseguramos que disfrutaremos como nunca de los juegos de Nintendo, de los cuales algunos tienden a tener unos gráficos algo pequeños (vease Smash BROS Brawl y Donkey Kong Country Returns por ejemplo).


Para terminar, decir que el mando a distancia nos parece algo anticuado, pero otras opciones especiales como la selección de videos por internet o la facil navegación por los menus, hacen que junto a una calidad espléndida, los 2.000€ que cuesta el “juguete” estén más que justificados.

¡Yo no me pierdo Star Wars en BluRay ni en broma!


Share/Bookmark

0 comentarios: