martes, 9 de agosto de 2011

Análisis: MEGA DRIVE Limited Street of Rage Edition.


Si algo caracteriza nuestro querido blog, es que además de escribir algunas noticias que nos llaman la atención, es que tenemos la posibilidad de probar y analizar gadgets. Bajo está palabra anglosajona, se esconden un sinfín de aparatos que nos divierten y absorben gran parte de nuestro tiempo.

Del aparato que quiero hablar en este post no es ni más ni menos que de una consola. No se trata de una consola de Nintendo, ni de Microsoft y aún menos de Sony. Muchos ya la conoceréis pues se trata de una MegaDrive… pero no en el mismo formato en el que muchos la conocemos. BLAZE ha lanzado una versión limitada de la consola de 16 bits de Sega denominada: MEGA DRIVE Limited Street of Rage Edition.

Se trata de una consola licenciada por Sega y fabricada por Blaze que reúne 18 juegos de Mega Drive y con los que podremos disfrutar en cualquier parte, estemos donde estemos. Así pues, podremos jugar a Sonic & Knucles, Street of Rage 1 y 3, Virtua Fighter 2, Alien Storm, Columns, Golden Axe II, por citar los más conocidos. Todos se ven en altísima calidad ya que aunque se trate de una versión semi-emulada de los cartuchos originales, la consola dispone de una pantalla de LCD de 256 colores.


Nada más encenderla, dispondremos de un menú, y ahí podremos elegir el juego al que queramos jugar. Así de sencillo es jugar con la portátil MEGA DRIVE Limited Street of Rage Edition. Para alimentar la consola necesitaremos 3 pilas AAA, algo un poco engorroso para los que estamos acostumbrados a enchufar los aparatos en la red y no nos guste volver a tiempos prehistóricos como los de la Game Boy cambiando de pilas cada dos por tres, no obstante, la autonomía es buena y podremos jugar una veintena de horas.

Pero lo mejor de todo es que además de servirnos de consola portátil, podremos usar la consola en cualquier televisor con tan sólo conectar los cables que vienen en la caja para enchufarla a la TV. El mío vino con un defecto de fabricación en el que se confundieron al colocar el cable blanco (sonido) con el amarillo (vídeo), pero aparte de esto (y de un tornillo de estrella algo duro a la hora de abrir la cubierta de las pilas), la consola va sobre ruedas y esta característica de poder transferir el video a la TV hará que retrocedamos 20 años en el tiempo y nos sintamos a los mandos de nuestra MegaDrive como cuando teníamos 12 años.

Así que si eres fan de la mítica consola de Sega y quieres llevarte una consola de lo más “cool”, MEGA DRIVE Limited Street of Rage Edition es una opción muy válida por tan sólo 39,90€.


Share/Bookmark

1 comentarios:

Guille! dijo...

Me alegro que te gustara :-)
No sé, es una curiosidad retro "oficial" que nos hace viajar en el tiempo.

Me lo pasé genial jugando a Sonic & Nuckles...el que por cierto, era bastante dificil...no llegué más lejos del tercer mundo...