sábado, 2 de mayo de 2009

Análisis: Leisure Suit Larry Box Office Bust - PlayStation 3.


El nombre de Larry nos porduce a muchos de nosotros una sensación especial en el cuerpo. Larry es sinónimo de aventura gráfica, humor picante y con alto contenido sexual. Larry vuelve en su noveno capítulo de la mano de Codemasters en Leisure Suit Larry Box Office Bust. ¿Conseguirá marcar las mentes de los jugadores?

Tal y como ocurrió en Magna Cum Laude, Larry Leffer se retira del ruedo y da paso a Larry Lovage, su querido sobrino. De aspecto similar a él pero con un poco menos de carisma, este simpático personaje se verá inmerso en una trama de espionaje. Nada más empezar, Larry Leffer llamará a su sobrino para ofrecerle un trabajo de verano: existe un topo en el plató y su sobrino tendrá que desvelar quién es.

Una debut original en el que las cosas se irán complicando poco a poco, produciéndonos así el clásico enredo de los Larry. Tras una larga secuencia de video con el motor del juego, que nos dará cierto rechazo, empezaremos a jugar.

Atónito. Así es como me quedé al ver que el juego no parecía una aventura gráfica sino más bien un GTA. Bueno… no os imaginéis a Larry dando golpes con bate de béisbol a quien se cruce por la calle. Es una mezcla de juego plataformero con misiones en un mapa relativamente vasto. Esto hará que nos sorprendamos nada más empezar.

¿Las aventuras gráficas están muertas? Es lo que volví a preguntarme viendo esto. Quizás este tipo de software sea una evolución de aquellos juegos de “point-and-click”, pero desde luego me quedé boquiabierto viendo como Larry tiene que limpiar graffitis en su primera misión. Un aire de “déja-vu” me invadió el cuerpo nada más empezar.

Lo mejor de todo es hacer relativa abstracción de esta novedosa forma de juego de la que dispone Larry, es parecida a la de su capítulo anterior que salió para la generación de PlayStation 2, Xbox y GameCube, pero mucho más enfocada a la acción. Saltos, Doble-Saltos, escenas de combate, e incluso momentos en los que tendremos que pilotar un vehículo. ¿Dónde está la esencia de con la que nació Larry? ¿Y os habéis dado cuenta que aún no he hablado de lo que caracteriza a la saga Leisure Suit?

Muchos no sabréis de lo que hablo, pero lo que realmente marcó la diferencia en Leisure Suit Larry frente a otras aventuras gráficas, es su alto contenido subido de tono. Chicas muy voluptuosas, insinuando su “atributos”, y cada cual más guapa con el fin de gustar a nuestro simpático héroe. En Box Office Bust, estos momentos están metidos sin ningún tipo de coherencia. Apenas son divertidos y no aportan esa picantez que tienen sus capítulos anteriores. Sólo Magna Cum Lauda fue absolutamente explicito. Leisure Suit Larry Box Office Bust mantiene la idea original pero muy mal llevada.

Un “Larry” sin gracia, con un planteamiento absolutamente distinto. ¿Pero esto que es? Eso mismo me pregunté yo. Pero si el problema fuese ese, nos podríamos dar con un canto en los dientes dado que “Larry 9” tiene aún muchas cosas que no os he contado.

Codemasters, que repescó el juego a medio-hacer, utilizó el motor de Unreal para realizar el juego. Jamás había visto como un motor tan potente y tan bien utilizado en algunos juegos ha podido ser tan horrible en Leisure Suit Larry Box Office Bust.



Lo primero de todo es que el apartado gráfico no es el esperado en una consola de nueva generación. Leisure Suit Larry Box Office Bust cuenta con unos modelados que siguen la estética de Magna Cum Laude, pero siendo bastante más feos con el salto tecnológico. Además, y por si fuese poco, las texturas son inexistentes lo que hace que el juego empobrezca de forma exponencial.

A eso le tenemos que sumar que los personajes no se evitan. Como si de fantasmas se tratase, todos los personajes controlados por la consola y que se pasean por las calles de la ciudad podrán atravesarse entre si como si de fantasmas se tratase. Lógicamente esto es inadmisible en un juego con semejante título.

Pero es que la cosa no acaba aquí, los decorados son muy sosos, y aunque muy armoniosos con la saga, están absolutamente vacíos. Esto deja una impresión malísima, ya que le quita ambiente al juego. Además, estos no son especialmente amplios pero conseguiremos perdernos por las calles debido a lo inútil que puede resultar el pequeño mapa del que dispondremos.

Para más inri, Larry es muy tosco y sus animaciones no están a la altura. Si esto le sumamos que tendremos que dar muchos saltos como si de un juego de plataformas se tratase, nos encontramos ante un juego que flojea en muchos aspectos.

Sólo su excelente doblaje (en inglés) es espectacular ya que ni siquiera los subtítulos están a la altura. En efecto, aunque bien traducidos, los subtítulos se leen de manera muy extraña ya que se irán desplegando según las frases que hayan pronunciado los personajes. Algo difícil de imaginarse si no podemos verlo en vivo y en directo, pero os aseguro que nada cómodo si estamos acostumbrados a los subtítulos de siempre.

De las melodías y los efectos sonoros mejor ni hablamos ya que en muchos momentos de la historia veremos como los diálogos y las escenas se desarrollan sin música de fondo. Si de por si los escenarios ya eran vacíos, imaginaos sin apenas melodías y con unos efectos sonoros la mar de pobres. El conjunto resulta extremadamente triste.

Para ir concluyendo de alguna forma este análisis del que sinceramente no consigo sacar ningún punto bueno en concreto, decir que Larry nunca se ha merecido un juego de este calibre. La estupenda saga con los siete primeros juegos del señor Leffer fue sin lugar a duda sensacional. Con Magna Cum Laude, la cosa empeoró, pero no dejó de ser un juego atractivo para los amantes de este personaje. Box Office Bust está en otra categoría. Un juego muy poco recomendable que para nada hace honor a las aventuras del tío de Larry Lovage.

Los buenos doblajes no compensan carencias como unos gráficos pobres, una jugabilidad que rechina y unas melodías que no cubren las expectativas. Si a eso le sumamos que la historia es algo aburrida y que las “chicas de Larry” las han metido a la fuerza en las escenas del juego, nos encontramos frente a un título que sólo es recomendable para los fans de la saga y quieran disponer del juego para sus estanterías. Ni siquiera su precio de lanzamiento de 29,90€ lo hace interesante para que nos detengamos a echarle un ojo. Una lástima.

Podéis encontrar este análisis también en www.fantasymundo.com

NOTA FINAL:

3,0/10


Share/Bookmark

2 comentarios:

Panchito dijo...

Hola! Mi nombre es Francisco. Siempre he leído los artículos que se escriben aquí y los encuentro buenos. De hace unos meses que te vengo siguendo, pero nunca te había comentado. Espero que pases por mi blog, porque he decidido darte un premio. Saludos!

enriquegmi dijo...

Les escribo desde el blog:

http://tusvideojuegos.es/

para proponerles un intercambio de enlaces y aprovechar el beneficio que tendrá para ambos un enlace entre los 2 Blogs de la misma temática.


Si les interesa por favor respóndannos a la siguiente dirección:

redactores.es@gmail.com




Esperamos su respuesta, gracias.