martes, 25 de noviembre de 2008

Nuestras consolas contaminan el mundo.


A veces cuando uno piensa en electrónica, no se da cuenta que se contamina en el mundo. Así es, tanto los componentes utilizados como el consumo de los dispositivos electrónicos supone una contaminación silenciosa de nuestro entorno.

Según este estudio de Greenpeace en el que ponen en una balanza a las distintas compañías creadoras de hardware, no ponen en especial lugar a nuestras queridas empresas de videojuegos.

Nintendo y Microsoft son sin lugar a dudas las peores situadas, suponemos que el alto consumo de Xbox 360 y el hecho de mantener 24h conectada nuestra Wii para tener acceso a Wii Connect 24h, no ayudan a estas dos empresas, y son situadas como las más contaminantes del mundo.

Sony supera la media, pero lo que tenemos que saber que esta empresa no solo se dedica a las consolas y también tiene otros dispositivos que ayudan a mejorar esa media.

Empresas “First Party” del sector de los videojuegos, tenemos que estar alerta, no podemos dejar que en silencio, juguemos con unas máquinas que perjudican nuestro mundo.


Share/Bookmark

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿ Hace falta recordar el consumo de cada una de nuestras consolas (100% irrelevante )para darle importancia a la contaminación, teniendo en cuenta ( a modo de ejemplo ),qué tarea tiene un servidor cualquiera conectado a la corriente?

tampoco olivdemos que Greenpeace es accionista de Shell, una de las compañias petroliferas mas ruínes...

Bern dijo...

Hola Anónimo, lógicamente nuestras consolas no van a cambiar el mundo!
Un avión, un coche o cualquier otro medio es millones de veces más contaminante, pero ahí queda esa curiosidad... que no se queda más que en eso... una merca curiosidad.

Saludos!